Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

López Obrador, al recordar al expresidente Franklin Delano Roosevelt, rememoró la buena relación que tenía con el presidente Lázaro Cárdenas del Río

Como parte de su visita de trabajo a Washington DC, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó el monumento a Martin Luther King. 

“Martin Luther King porque lo admiramos. Él es seguidor, si lo analizamos bien, de la doctrina que se resume en una frase: el amor al prójimo. Él es considerado como el principal luchador social que ha existido en la tierra. Él es partidario de la no violencia, como lo fue Gandhi y lo fue Mandela. La enseñanza mayor que nos dejaron, en especial Martin Luther King, es de que sí se puede llevar a cabo una transformación para vivir mejor, para que haya justicia, para que no haya discriminación ni racismo. Sí se puede de manera pacífica, como él lo dijo en su momento, ‘tengo un sueño’, nosotros tenemos que seguir manteniendo ese sueño, esa utopía. Agradezco a sus familiares y a su hijo que está aquí”, dijo.

AMLO rinde homenaje a los monumentos de Martin Luther King y Roosevelt en Washington

Luego de haberse reunido con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en la Casa Blanca, el presidente López Obrador también recordó al expresidente Franklin Delano Roosevelt, cuyo monumento también visitó, y rememoró una etapa en la relación mexico-estadunidense mientras hacía votos porque se repitiera. 

“Cuando fue presidente Franklin Delano Roosevelt hubo una muy buena relación con el presidente Lázaro Cárdenas del Río. Él fue respetuoso, el presidente Roosevelt, porque en ese entonces el presidente Cárdenas tomó una decisión definitiva, recuperó el petróleo que es de México, en ese entonces el presidente Roosevelt en vez de amenazar, en vez de intentar invadir a México, fue respetuoso y mantuvo siempre una política de buena vecindad. Esto dio su fruto porque cuando el presidente Roosevelt toma la decisión de que Estados Unidos iba a participar en la Segunda Guerra Mundial, al poco tiempo México lo apoya, no sólo es la colaboración bélica, sino como muchos estadunidenses tuvieron que irse a la guerra, se firmó en ese entonces un tratado. Se llamó el programa Bracero en 1943. Incluso el presidente Roosevelt fue a México, hoy le decía al presidente Biden que, aunque son otras circunstancias, había que regularizar de esa manera la situación de los migrantes porque aquí en Estados Unidos hace falta fuerza de trabajo”, reiteró.

En el emblemático National Mall, que incluye parques y monumentos a diferentes personalidades de la historia se Estados Unidos, y ante miembros de la comunidad mexicana que radica en la Unión Americana, el presidente agregó 

“No todo lo que tiene que ver con Estados Unidos ha sido agravio. Hay desde luego momentos que no se olvidan porque fueron como un gran zarpazo a nuestro país, pero también han habido momentos de ayuda mutua entre los pueblos y entre los gobiernos de México y de Estados Unidos”. 

Y así se despidió. 

Qué viva el pueblo de Estados Unidos. Qué viva Martin Luther King. ¡Viva México, Viva México, Viva México!”  

Fue trasladado en el convoy del Servicio Secreto al hotel donde se hospeda. 

 

Con información de Sarahí Méndez

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.