Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un hombre fue al médico después de encontrar por varios años sangre en su orina y terminó descubriendo que nació con un útero y ovarios. Ocurrió en China.

El hombre identificado como Chen Li, decidió visitar al doctor después de sentir un fuerte dolor abdominal y fue diagnosticado con apendicitis; sin embargo, tras pasar por un tratamiento, los síntomas continuaron.

Por lo anterior, decidió ir con otro médico, en Sichua, suroeste de China, y este pudo descubrir la verdadera afección de Chen.

Se trataba de cromosomas sexuales femeninos. Por ello, la sangre en su orina y los dolores abdominales eran cólicos causados por la menstruación.

Otros exámenes revelaron que Chen, de 33 años, tenía utero y dos ovarios, es decir, era intersexual.

Además, análisis demostraron que los niveles de andrógenos, hormona sexual masculina, eran muy bajos en comparación a los niveles de hormonas femeninas y actividad ovárica que tenía Chen.

Chen decidió someterse a una cirugía en la que le extirparon los órganos reproductores femeninos y aunque espera continuar su vida con normalidad, no puede reproducirse puesto que sus testículos no producen esperma.

 

Fuente:Daily Mail/Foto:Archivo/abv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.