Publicado en Destacado, NACIONAL.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reconoció la negligencia médica y entró en proceso de la reparación del daño causado a las familias de los 23 bebés recién nacidos que fallecieron a causa de la bacteria Klebsiella que se generó en el área de cuneros del hospital regional número 1 en Culiacán, a casi siete años del caso.

María Teresa Guerra Ochoa, secretaria de la Mujer del Estado, dio a conocer que la institución inició el proceso de indemnización de los once matrimonios que presentaron las denuncias judiciales respectivas por las muertes de sus hijos recién nacidos.

Asimismo, detalló que a solicitud de las familias que perdieron a sus hijos recién nacidos al surgir un brote de una bacteria en la sección de cuneros, el Seguro Social deberá edificar un memorial para visibilizar que en dicha institución medica se presentó una negligencia en la que murieron 73 bebés, pero en la mayoría de los casos las familias no presentaron denuncias, ni se documentaron.

En una reunión informativa sobre la resolución del Instituto Mexicano del Seguro Social sobre este tema, se detalló que, desde el mes de julio del 2015, varias familias divulgaron las negligencias médicas y las omisiones en la atención en el Hospital Regional número 1, en Culiacán.

Con las 23 defunciones documentadas de recién nacidos por choques sépticos, se presentaron quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la cual en noviembre del año 2018 emitió una recomendación favorable a las familias denunciantes, lo que derivó un procedimiento para la reparación del daño causado.

 

Fuente:ElUniversal/Foto:Archivo/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.