Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Abe fue baleado mientras daba un discurso

El exprimer ministro de Japón, Shinzo Abe, quien fuera uno de los líderes de posguerra más poderosos del país, fue asesinado en un ataque con un arma de fuego mientras asistía a un evento de campaña en Nara, cerca de Osaka. Tenía 67 años.

Nacido el 21 de septiembre de 1954 en Tokio, Shinzo Abe se convirtió en el primer primer ministro japonés nacido después de la Segunda Guerra Mundial. Provenía de una familia de políticos. Su abuelo, Nobusuke Kishi, fue primer ministro (1957-60), mientras que su padre, Shintaro Abe, fue ministro de Relaciones Exteriores (1982-86).

Abe buscó transformar una nación que derrotada por los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial y sujeta a una constitución pacifista en una potencia más asertiva y comprometida internacionalmente.

Quién era Shinzo Abe, exprimer ministro de Japón

También intentó revitalizar la estancada economía japonesa, que perdió su posición como la más grande de Asia entre sus dos períodos en el cargo.

Shizo Abe se desempeñó como primer ministro durante un breve período, de 2006 a 2007, pero el escándalo estropeó su breve primer mandato. Pero en 2012 regresó a ocupar el cargo hasta 2020. Su Partido Liberal Democrático, de centro derecha, ha dominado la política japonesa desde que se fundó en 1955.

Las políticas económicas que siguió, denominadas “Abenomics”, pretendían ser una terapia de choque para una economía que se había estancado después de un prolongado auge de la posguerra. El debate sobre si la estrategia aún funcionó no está resuelto.

Otro tema central de su agenda nacional fue la “mujerómica”, un reconocimiento de que la fuerza laboral femenina de Japón había sido estructural e injustificadamente infrautilizada durante generaciones.

Quién era Shinzo Abe, exprimer ministro de Japón

Uno de sus objetivos más controvertidos fue revisar el artículo 9 de la constitución, que estipula que “el pueblo japonés renuncia para siempre a la guerra como derecho soberano de la nación”. El artículo se agregó a la constitución japonesa recién redactada después del final de la Segunda Guerra Mundial, a instancias de los Estados Unidos, con una cláusula que prohibía al país mantener un ejército, una armada o una fuerza aérea.

Sin embargo, logró enviar tropas para luchar en el extranjero por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial. También se le atribuyó el fortalecimiento de las fuerzas armadas del país al aumentar el gasto en defensa.

Una gran parte del legado de Abe se encuentra en los acuerdos comerciales y su impulso por “un Indo-Pacífico libre y abierto” en un momento en que la globalización estaba amenazada. Su visión también fue fundamental en la creación del Quad, un grupo de seguridad que incluye a Japón, Estados Unidos, India y Australia, para contrarrestar las ambiciones militares y económicas de China.

En 2020, Abe dejó el cargo, alegando problemas de salud.

El sucesor de Abe, Yoshihide Suga, renunció después de poco más de un año en el cargo, por su criticada gestión de la pandemia de covid. El actual líder, Fumio Kishida, fue elegido para dirigir el país con el respaldo tácito de Abe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.