Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

A partir del 1 de julio las tropas extranjeras, incluidas las rusas, ya tienen luz verde para ingresar a Nicaragua después que el pasado mes la Asamblea Nacional aprobó el intercambio de naves, aeronaves, y personal militar para “fines de intercambio y asistencia humanitaria de beneficio mutuo”.

De momento se desconoce si arribó al país la misión que concluiría sus ejercicios el 31 de diciembre de este año, pero si hay algo que está claro es que dicha decisión ha generado preocupación en la región, tal y como lo manifestó el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves.

Analistas coinciden por separado en que, aunque es una práctica común que realiza Nicaragua periódicamente, en el caso de las tropas rusas, no es oportuno en el contexto actual, marcado por la invasión de Rusia a Ucrania.

Aparte de eso, expertos cuestionan, por ejemplo: ¿Por qué Nicaragua busca en este momento apoyo del Ejército de Rusia? ¿Y cuál ha sido el apoyo del Kremlin a Managua?

Evan Ellis, profesor de estudios latinoamericanos en el Colegio de Guerra del Ejército de Estados Unidos, comenta a la Voz de América que Nicaragua tiene una de las relaciones más fuertes con Rusia en América Latina y eso se remonta a los días en los que Daniel Ortega llegó al poder en 1979 como líder de la revolución sandinista y en aquel momento, después de Cuba, Ortega se impuso como otro actor clave del avance soviético en América Latina.

Y tras el retorno al poder de Ortega en 2007 el mandatario buscaba renovar esta relación en aquel entonces con el gobierno de Dmitri Medvédev, presidente de Rusia, a quien Ortega ofreció apoyo al reconocer las repúblicas de Abjasia y Osetia del sur durante la guerra interna en Georgia.

El experto dice que después de eso Nicaragua se prestó en términos de enviar amenazas de Rusia a Estados Unidos en diferente períodos.

“Aunque Nicaragua no ha tenido tantos recursos como Venezuela para comprar cantidad de armas rusas, de cierta forma, sí Nicaragua por su tamaño ha sido un socio clave en cuanto a la adquisición de material bélico, entre los que se incluyen vehículos blindados, buques de guerra y la conexión al sistema de comunicación basado en satélites de la cual hay una estación en Nicaragua”, dijo Ellis.

De igual forma el experto menciona que Rusia apoya a Nicaragua en la capacitación de policías con la agencia anti-drogas y también hay otra cantidad de bienes y beneficios, como la entrega de granos y comidas, y también buses.

“Aunque en términos de dinero no ha sido tan grande como la cooperación Venezuela, en cuanto a la historia y el nivel de cooperación en asuntos políticos, ya han sido socios clave para Rusia en la región”, agrega Ellis.

Nicaragua encuentra en Rusia “un escudo político”, dice analista del Crisis Group

La socióloga y experta en temas de seguridad, Elvira Cuadras, considera que Rusia tiene muy poca experiencia al menos en la lucha contra el crimen organizado porque no está familiarizado y no tiene mucha relación con las operaciones de esos grupos organizados en Centroamérica, de modo que las tropas no podrían apoyar mucho al Ejército de Nicaragua a diferencia del Comando Sur de Estados Unidos.

“Las rutas u organizaciones que tienen un impacto sobre Rusia no salen de esta región. EEUU ha dicho que está relacionado más bien a actividades de inteligencia militar”, comenta la experta.

Por su parte el analista del Crisis Group, Tiziano Breda, considera por aparte que la base de las relaciones entre el Kremlim y Managua son más por un asunto histórico en donde Ortega busca en Rusia un tipo de protección política “en un mundo multipolar”.

“Más allá de algún tipo de cooperación militar, la relación entre estos dos países no ha ido más allá de ello, siento que su función no es el de tener el comercio en su centro, sino más bien un escudo político a nivel internacional”, valora Breda en entrevista vía Skype a la VOA.

A su juicio el único dato relevante en las relaciones entre estos países es la estación terreste del Sistema Global de Navegación por Satélite (Glonass, acrónimo en ruso) y “que algunos suponen que tiene algún tipo de espionaje, no solo a nivel estatal, sino regional, pero más allá de ellos no hemos visto un aumento significativo de la presencia física de tropas, equipo militar, más allá de algunas tanquetas, pero bastante marginales todavía”.

Comando Sur a Nicaragua y Venezuela: “Seguiremos vigilándolos de cerca”

Pero pese a las opiniones de expertos, lo cierto es que Estados Unidos sigue de cerca los pasos de Nicaragua y Venezuela, principados aliados del Kremlin en la región, así lo dijo a la Voz de América la jefa del Comando Sur de EEUU, Laura Richardson, quien indicó que estarán atentos para “mantener la estabilidad” en la región.

“Con estos dos países esperamos que se terminen convirtiendo en democracias. Quiero decir que esa es la esperanza que tenemos para la región y que sean un factor de estabilidad, no algo que cree inestabilidad. Y eso es lo que han hecho estos dos países”.

Nicaragua por su parte ha minimizado la llegada de las tropas rusas y ha dicho que se trata de ejercicios rutinarios, pero por otro lado ha afianzado sus relaciones con el Kremlin. De hecho en plena invasión de Rusia a Ucrania, diversos funcionarios de Moscú, entre ellos el presidente de la Duma, Vyacheslav Volodin, arribaron a Managua para reunirse con el mandatario nicaragüense Daniel Ortega.

Previamente Volodín fue recibido en la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, donde se realizó una sesión especial y el funcionario brindó un discurso en el que justificó la agresión rusa a Ucrania y aseguró que “fue una operación pacificadora” para, supuestamente, evitar una guerra a gran escala.

 

Fuente:VOA/Foto:Archivo/JAC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.