Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Ramiro Gonzales lleva 15 años en el corredor de la muerte, esperando su ejecución

Ramiro Gonzales, un hombre condenado a la pena de muerte en Texas, ha solicitado una suspensión de la ejecución para poder donar un riñón antes de morir.

Ramiro Gonzales, de 39 años, tuvo esta idea gracias a la correspondencia con el cantor Michael Zoosman, un destacado defensor de la pena de muerte y ex capellán de la prisión. Zoosman le había contado una historia sobre un miembro de su congregación que necesitaba un trasplante de riñón.

Zoosman escribe a todos los condenados a muerte en Estados Unidos que tienen una orden de ejecución activa. No siempre recibe una respuesta, pero ha estado manteniendo correspondencia con Gonzales desde enero de 2021.

Condenado a muerte pide retrasar ejecución para donar riñon
La ejecución de Gonzales está programada para el 13 de julio y ha pedido al estado una suspensión de 30 días.

“Estaba muy ansioso por conocer las ideas judías sobre el perdón y el arrepentimiento”, dijo Zoosman a medios locales. Ambos han intercambiado libros, poemas y obras de arte. En una carta, Zoosman dijo que su congregación estaba buscando un donante de riñón para una mujer en su comunidad.

Ramiro Gonzales inmediatamente se ofreció a ayudar, contó Zoosman, Si bien el condenado a la pena de muerte admitió que estaba conforme con su destino, antes quería encontrar “una manera de salvar una vida”.

Gonzalez no fue compatible con la mujer, pero continuó buscando formas en las que podría ser un donante de riñón.

Thea Posel, una de sus abogadas, le dijo a KRLD Radio en Dallas que, debido al raro tipo de sangre (es B):

“[Gonzales] es un excelente candidato para la donación, así como alguien que podría brindar este tratamiento para preservar la vida de alguien que está en la lista de espera a menudo más tiempo que el promedio”.

Y añadió:

“Realmente esperamos que le den la oportunidad. Es realmente importante para él desde su perspectiva religiosa. Es una oportunidad para la expiación, y podría ser una forma en que podría hacer algún tipo de reparación. Creo que sería una farsa evitar que esto suceda”.

Gonzales fue sentenciado a muerte en 2006 por el secuestro, agresión sexual y asesinato de Bridget Townsend. Tenía 18 años cuando cometió el crimen y ha pasado 15 años en el corredor de la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.