Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Malick Ndiaye  usó unos lentes viejos de su padre

Un niño senegalés, de apenas 12 años, usó materiales reciclados, como alambres y latas de refresco, para construir un telescopio con suficiente potencia para poder ver la superficie de la Luna.

Malick Ndiaye tardó dos semanas en construir el telescopio, basándose en el libro “Todo el Universo”. Para su manufactura, usó alambres, latas y los lentes viejos de su padre.

Desde pequeño se interesó en la astronomía y su telescopio adquirió popularidad en 2021, cuando publicó un video al respecto en Facebook. La grabación se hizo viral y atrajo la atención de periodistas de todo el mundo, que se trasladaron hasta Senegal para entrevistar al menor.

Malick Ndiaye tardó dos semanas en construir el telescopio, basándose en el libro “Todo el Universo”. Para su manufactura, usó alambres, latas y los lentes viejos de su padre.

Desde pequeño se interesó en la astronomía y su telescopio adquirió popularidad en 2021, cuando publicó un video al respecto en Facebook. La grabación se hizo viral y atrajo la atención de periodistas de todo el mundo, que se trasladaron hasta Senegal para entrevistar al menor.

“Cuando enfoqué al cielo nocturno y vi los detalles de la superficie de la Luna me pareció que podía tocarla con la mano”, expresó el niño en una entrevista.

Niño senegalés de 12 años construyó un telescopio reciclado

Su madre manifestó su preocupación de que su hijo se distrajera de sus estudios por la atención que estaba recibiendo. Pero Malick es un niño enfocado.

En entrevista para El País, Malick, dijo que él no aspira a ser astronauta, sólo quiere observar las estrellas.

Maram Kaire, el presidente de la Asociación Senegalesa para la Promoción de la Astronomía, no dudó en regalarle un telescopio más completo que le permita ver de manera más precisa las estrellas. Tal cómo Malick lo desea.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.