Publicado en Destacado, Especial, NACIONAL.

El presidente López Obrador admitió que la extorsión es uno de los delitos que está incrementándose en su gobierno, y confirmó que el desabasto de pollo en Chilpancingo se debió a los asesinatos para cobrar «cuotas» en mercados

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que la extorsión es uno de los delitos que está incrementándose en su gobierno, y señaló que el caso reciente de desabasto de carne de pollo en Chilpancingo se debe a que las bandas criminales están cometiendo asesinatos para cobrar “cuotas” y “moches” en mercados.

“Se avanza en disminuir otros delitos, hasta en el homicidio; no como quisiéramos, pero hay una leve disminución desde que llegamos. Se detuvo la tendencia al alza y hemos logrado bajar muchísimo en robo en general, en secuestro, en robo de vehículo, pero extorsión tiene un incremento en la incidencia delictiva”, indicó.

Luego, dijo que en asuntos de violencia como lo que se vivió en la capital guerrerense, donde fueron asesinados un líder transportista, así como distribuidores y vendedores de pollo, así como una niña de 12 años, situación que provocó la suspensión de la venta de carne de pollo, el gobierno federal trabaja de manera coordinada con autoridades estatales para revertir los efectos de la violencia

“Es real, lo que más está creciendo es la extorsión, de los delitos que se tienen, y estamos trabajando en eso, el dominio de mercados, y hay asesinatos por eso y se está trabajando”, dijo y agregó:

“Y el caso de Chilpancingo tuvo que ver con asesinatos por el cobro de cuotas o moches, y estamos viendo eso”, sostuvo López Obrador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.