Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El Papa Francisco condenó el asesinato de dos sacerdotes jesuitas en el interior de una iglesia ubicada en la Sierra Tarahumara, en Chihuahua.

Manifestó en la audiencia de los miércoles su consternación: “¡Cuántos asesinatos hay en México! Una vez más, repito que la violencia nunca resuelve los problemas, solo aumenta el sufrimiento inútil”.

Agregó: «Expreso mi dolor y consternación por el asesinato en México, anteayer, de dos religiosos, mis hermanos jesuitas, y un laico. Tantos asesinatos en México».

Hay que recordar que dos sacerdotes jesuitas y un civil fueron asesinados el lunes al interior de una iglesia de la comunidad Cerocahui, en el municipio de Urique.

 

 

Fuenteyfoto:ElUniversal/doh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.