Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un joven, de 27 años, en estado de ebriedad, atropelló a un hombre de la tercera edad, quien murió  tras el impacto del vehículo, en el municipio de Río Grande, Puerto Rico.

Julio Jiménez Rosario conducía su automóvil alcoholizado y le quitó la vida al anciano, tras atropellarlo y proyectarlo hacia el cristal del auto que perforó y cayó sobre el asiento del copiloto, con el cuerpo prácticamente partido en dos.

El joven continuó su camino tras el incidente y al llegar a su casa, guardó el auto en el garaje y confesó el crimen a su mamá.

Enfrenta un proceso judicial con el que podría pasar varios años en la cárcel y está obligado a pagar una gran indemnización.

Fuente:Univisión/foto:Twitter/doh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.