Publicado en Destacado, NACIONAL.

Un operador de un autobús de pasajeros de la empresa ADO murió aplastado por la suspensión de la unidad que conducía, luego de bajar a checar una de las llantas.

Los reportes señalan que el conductor del camión metió su cabeza entre el neumático y la salpicadera, momento en el que se descargó la suspensión de aire y le aplastó la cabeza.

Cabe mencionar que un segundo operador y los pasajeros se dieron cuenta del accidente, pero ya no fue posible hacer nada por salvarle la vida al ahora occiso.

Los hechos ocurrieron calles de Xpujil, Campeche, donde el autobús procedente de Salina Cruz, Oaxaca, había parado cuando se dirigía a Cancún, Quintana Roo.

Elementos de la policía municipal y del Ejército Mexicano acordonaron el área y los pasajeros fueron subidos a otra unidad para llegar a su destino.

 

Fuente: Excélsior/Foto:Twitter/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.