Publicado en Destacado, NACIONAL.

Los hechos ocurrieron en la escuela Josefa Vergara, ubicada en la colonia El Salitre, Querétaro, cuando los adolescentes se encontraban realizando labores de limpieza en el aula

Un estudiante de telesecundaria, en Querétaro, resultó con quemaduras de primero y segundo grado al ser atacado dentro del salón de clases por sus compañeros, quienes le rociaron alcohol y le prendieron fuego.

Ocurrió el pasado 6 de junio en la escuela Josefa Vergara, ubicada en la colonia El Salitre, del municipio de Querétaro, cuando los adolescentes se encontraban realizando labores de limpieza en el aula.

Juan Zamorano, padre del niño agredido, manifestó que la maestra fue culpable de lo que le hicieron a su hijo, pues ya no se trata nada más de un caso de bullying sino “de un asesinato”. Explicó que su hijo tendrá que pasar por varias cirugías.

Por su parte, Marlene, Marlene, madre de familia y vecina de la familia del niño agredido, manifestó:

“Los otros niños sentaron a la fuerza al niño en la butaca, entonces se embarró de alcohol y pues como traen el encendedor, lo prendieron, pues el fuego lo alcanzó, entonces pues sí, dicen que estaba muy mal, en el hospital aun el niño, que sí está muy lesionado”.

Manuel Alcocer Alcocer, director del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer en Querétaro, expresó:

“Este pequeño llegó con nosotros el día 7 de junio por haber presentado quemaduras en ambos muslos y en la zona de glúteos, hablamos de alrededor de un cinco por ciento de su superficie corporal, son quemaduras de primero y segundo grado; si se considera necesario, colocar injertos”.

A pesar de la gravedad de la agresión, las autoridades apenas iniciaron con el proceso de investigación.

Mariela Ponce, magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Querétaro, informó que el caso ya está judicializado.

Por su parte, la representante en México de la Comisión Internacional de los Derechos Humanos dijo que están ante un caso de negligencia y discriminación.

“Nos dimos cuenta de que había un contexto completamente que quisieron callar las autoridades debido a la gravedad del asunto y las omisiones que se cometieron por parte de varias autoridades incluyendo a la maestra que mencionan los papás quienes no actuaron con protocolo de actuación de haber llevado al niño inmediatamente al hospital sino que ellos refieren que la maestra después de que el niño se incendió, y se apagó solito porque él se quitó la ropa, lo llevan a una clínica en donde prácticamente le untaron pomadita, la misma maestra hizo el comentario que se pusiera cebolla”, refirió Mónica Chávez, coordinadora de la Comisión Internacional de los Derechos Humanos.

En tanto, la escuela telesecundaria cerró sus puertas y en un comunicado informó que a partir del 15 de junio regresarían a la modalidad de educación a distancia.

Con información de Bertha Alfaro, N+

AAE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.