Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un enfermero de 38 años fue denunciado por una paciente que se encontraba internada en la Unidad de Terapia Intensiva de una clínica privada de la ciudad de Salta, en Argentina; ella aseguró haber sido abusada sexualmente por el enfermero y haber recibido la aplicación de un narcótico contra su voluntad.

Según consta en la denuncia, la víctima expresó que luego de que le inyectaran un protector gástrico en una habitación fue llevada a la Terapia Intensiva y cerca de la medianoche, el enfermero le administró otro medicamento.

De acuerdo con la víctima, despertó cerca de las 2:15 tapada con una sábana, con su pijama y ropa interior a la altura de las rodillas y un fuerte dolor en sus genitales.

La joven pudo dar aviso a la policía al amanecer y al tomar conocimiento de lo sucedido, Federico Obeid, el fiscal Penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual,ordenó distintas medidas para recabar pruebas. Entre ellas, pidió la toma de muestras de las partes íntimas de la paciente que, tras los análisis correspondientes, arrojaron que existía presencia de plasma seminal.

También solicitó los videos de seguridad de las cámaras de la clínica y en ellas se observa como a las 01:04 el acusado tapó la cámara de vigilancia y a las 01:25, la destapa.

Por otro lado, durante la investigación, el enfermero admitió que la droga que le administró a la mujer era Lorazepam y ahora es acusado por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.