Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un hombre originario de Italia habría viajado a Costa de Marfil, en África, para conocer a una joven de 20 años que conoció en internet; sin embargo, terminó siendo secuestrado por 3 días. Esta es la historia.

Claudio Formenton, un hombre de éxito del pueblo de Fossò, en la Riviera del Brenta, donde tiene su empresa de elaboración de mármol, fue secuestrado en África después de llegar ahí para conocer, supuestamente, a una joven de nombre Olivia Martens, aunque todo resultó muy diferente a lo planeado.

De acuerdo a lo reportado por medios italianos, el pasado noviembre de 2021, Formenton se tomó una semana de vacaciones para viajar a Costa de Marfil argumentando razones humanitarias, pues también realiza acciones de trabajo social.

En África, según la propia versión de Claudio, se debía encontrar con un amigo misionero para pasar unos días en su centro; sin embargo, la comunidad misionera de Villaregia aclaró que el viaje del hombre de 67 años no fue acordado oficialmente.

Por su parte, la reconstrucción de los hechos realizados por las autoridades señalan que en realidad Formenton viajó a Costa de Marfil para encontrarse con una chica local de 20 años de nombre Olivia Mertens, misma a la que habría conocido supuestamente por chats, aunque nunca la vio.

El empresario habría aterrizado en el aeropuerto de Abidijan el sábado 27 de noviembre, lugar en el que debía abordar un vehículo hasta la misión Yopougan, pero fue abordado por un supuesto taxista que, en lugar de llevarlo a su destino, lo trasladó a una cabaña en el bosque, donde estuvo custodiado por tres personas hasta el día de su liberación tres días después.

El medio Il Gazzettino aseguró que el hombre no fue maltratado y no se pagó ningún rescate. Su liberación se dio tras un esfuerzo de inteligencia entre autoridades italianas y de Costa de Marfil. 

Los investigadores del caso, que se dio a conocer a inicios de año y ha vuelto a popularizarse, señalan que se trató de una estafa conocida como “sugar baby” o “sugar daddy”, en la cual se tiende una trampa a hombres mayores adinerados que son contactados por supuestas jóvenes que conocen en la red.

Aunque en término judiciales Claudio Formenton es catalogado como una víctima, en el aspecto social su imagen salió afectada. Considerado un hombre de familia y entregado a la religión, en la comunidad creen que debe rendir cuentas, además de que fue revocado de sus funciones como Ministro de la Comunión.

“En el pasado ya me habían llegado algunos rumores sobre él, pero no lo había destituido porque entretanto había llegado covid. A la luz de estas revelaciones, el cargo le será retirado definitivamente”, dijo el párroco Claudio Savoldo.

Las autoridades creen que el nombre de Olivia Mertens está relacionado a una larga lista de víctimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.