Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

De un disparo cerca del tórax, un niño murió cuando jugaba con otro menor de edad a ser sicarios, en Michoacán.

Los hechos se registraron en en la comunidad de Ocurio, en la región Oriente del estado, donde los niños jugaban en el cuarto de uno de ellos, cuando uno disparó con un arma de fuego contra su vecino.

El cuerpo de la víctima, de 11 años de edad, quedó tendido en el piso de la habitación, a un lado de la cama,  con una herida de bala en el pecho.

Elementos de la Fiscalía investigan si una escopeta encontraba en el lugar se trata del arma homicida y a quién es el propietario.

 

Fuente: Milenio/Foto:Pixabay/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.