Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Severodonetsk y la ciudad gemela de Lysychansk son el último gran núcleo urbano controlado por Kiev en Lugansk.

El ejército ucraniano aseguró el miércoles que sus efectivos estaban repeliendo “con éxito” el asalto de las tropas rusas sobre la estratégica ciudad oriental de Severodonetsk, en una defensa “heroica” según el presidente Volodímir Zelenski.

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigu, aseguró en la víspera que “las zonas residenciales de Severodonetsk fueron liberadas por completo” y que sus fuerzas trataban de tomar “la zona industrial y las localidades vecinas”.

Pero las autoridades ucranianas rebatieron estas afirmaciones. “Nuestros soldados están repeliendo con éxito el asalto en la ciudad de Severodonetsk”, indicó el Estado Mayor ucraniano el miércoles por la mañana.

“No controlan la ciudad”, había dicho previamente Serguéi Gaidai, gobernador de la región de Lugansk que, junto a Donetsk, conforma la cuenca minera del Donbás.

Aun así, “mantener Severodonetsk es muy difícil”, reconoció el gobernador, que habló incluso de “misión imposible”.

Severodonetsk y la ciudad gemela de Lysychansk son el último gran núcleo urbano controlado por Kiev en Lugansk. Actualmente son el principal campo de batalla porque su toma despejaría el camino de Rusia hacia Kramatorsk, la capital administrativa de facto del Donbás.

“Todas las fuerzas, todas las reservas fueron movilizadas por el enemigo para cortar la gran carretera Lysychansk-Bajmut en aras de tomar Severodonetsk. Bombardean muy violentamente Lysychansk”, dijo Gaidai.

En su mensaje vespertino diario, Zelenski aseguró que “la situación en el frente no ha cambiado significativamente en las últimas 24 horas” y afirmó que “la defensa absolutamente heroica del Donbás continúa”.

Asimismo, Zelenski afirmó que “más de 31,000 soldados rusos han muerto en Ucrania” desde el inicio de la invasión lanzada el 24 de febrero por el presidente ruso, Vladimir Putin.

“Rusia paga por esta guerra completamente insensata casi 300 vidas de sus soldados cada día. Pero habrá un día en que, incluso para Rusia, el número de pérdidas será inaceptable”, dijo en un balance no verificable de forma independiente.

Con Rusia ocupando ya una quinta parte de su territorio, especialmente en el este y en la costa sur, el mandatario ucraniano descartó una negociación de paz hasta que no obtengan una victoria “en el campo de batalla”.

A pesar de algunas maniobras diplomáticas al comienzo de la guerra, los contactos parecen ahora rotos entre ambos bandos, que se acusan mutuamente de destruir sus recursos de cereales y acentuar los temores a una crisis alimentaria global.

 “Los que pretenden preocuparse por la crisis alimentaria mundial atacan los campos y las infraestructuras agrícolas”, denunció el martes el comando ucraniano para el frente sur, informando de bombardeos cerca de Mikolaiv.

 Al mismo tiempo, el ministerio de Defensa de Moscú aseguró que las fuerzas ucranianas “incendiaron a propósito un importante almacén de cereales” en el puerto de Mariúpol (sureste), tomado recientemente por Rusia tras un largo asedio.

“Más de 50,000 toneladas de cereales han sido destruidas”, aseguró el general Mijail Mizintsev.

Rusia y Ucrania representan un 30% de las exportaciones mundiales de trigo. Además, Kiev acusa a Moscú de bloquear sus puertos en el mar Negro.

Ante la preocupación por una hambruna en países de frica y Medio Oriente, el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, llegó en la víspera a Ankara y se reunirá el miércoles con su homólogo turco Mevlüt Cavusoglu.

En el encuentro deben abordar la creación de corredores marítimos seguros para la exportación de cereales después de que Turquía ofreciera escoltar los convoyes marítimos de los puertos ucranianos a pesar de la presencia de minas.

Ucrania recibió un nuevo respaldo del Banco Mundial, que aprobó una ayuda adicional de 1.500 millones de dólares para el país, elevando la contribución total a más de 4,000 millones desde el inicio de la guerra.

Además de causar miles de muertos y millones de desplazados, la invasión de Rusia ha devastado la economía del país, ha destrozado infraestructuras y ha agotado la capacidad del gobierno para pagar sus cuentas.

 

 

Con información de AFP.

LLH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.