Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El 58% de la población mundial es usuaria de las redes sociales y muchos quieren llamar la atención, ser vistos; eso ha propiciado miles y miles de videos que contienen retos virales, todo por los likes.

El 58% de la población mundial es usuaria de las redes sociales y muchos quieren llamar la atención, ser vistos; eso ha propiciado miles y miles de videos que contienen retos virales, que en algunos casos ponen literalmente en peligro la vida de los que le entran a esos retos, todo por la necesidad de obtener “likes”.

Uno de los retos virales se trata de comer cereales o dulces y leche, con la intención de bloquear las vías respiratorias; este reto ha sido de los más populares, a cambio de recibir likes.

“Yo hice un reto de Bonny, consiste en meterte bombones y decir Bonny cada que te metes un bombón y así hasta que aguantes, sin ahogarte nada; solamente me dio ganas de vomitar, pero no me paso nada. ¿Qué es lo más grave que puede ocurrir?, que te ahogues con los bombones”, narró Gonzalo López, usuario de redes.

En el desafío conocido como “Underwater”  o bajo el agua, los participantes buscan aguantar la respiración bajo el agua, abriendo ojos y la boca, mientras otra persona graba, el mínimo es un minuto.

“Yo una vez fuimos mi familia y yo a Cuernavaca íbamos con mis primos y mis amigos con mi familia, y era un reto cuando estábamos en la alberca, quien aguantaba más la respiración abajo del agua y ya le daban un premio”, contó Vanesa, estudiante y usuaria de redes sociales.

Actualmente existe una demanda penal contra la red social de videos cortos TikTok en Italia por el fallecimiento de una menor tras realizar un reto viral que consistía en colocar un objeto en su garganta.

Especialistas explican que esos retos son resultado de la adicción a los likes a partir del uso cotidiano de redes sociales. Comparan el uso de redes sociales con la adicción a la cocaína.

“Algo muy importante es que ese like, y no solamente pasa a niños sino también a nosotros como adultos, genera dopamina, lo cual se traduce en una situación de felicidad extrema; es posible que la dopamina sea igual de adictiva que la cocaína”, expuso Cinthya Solís, especialista en Ciberseguridad.

“La popularidad hoy día pareciera que se basa en cuantos seguidores tienes en cierta plataforma, si es que están viendo tu streaming, tú en vivo, si estás recibiendo mensajes respondiendo a tus historia; hay gente que se pasa las madrugadas revisando si ya le cayó algún like”, expuso Ricardo Olin, académico en Sociología, Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM.

Académicos han promovido la iniciativa “ayuno de dopamina”, que propone reducir el tiempo en redes sociales; el último estudio de hábitos de estudio de internet, publicado por la asociación de Internet mx, reveló que todos los días, a todas horas, los mexicanos están conectados a redes sociales.

“Entonces como están buscando constantemente esa validación, son capaces incluso de poner en riesgo hasta su propia vida, su integridad personal, su intimidad”, dijo Cinthya Solís, especialista en Ciberseguridad.

Con información de Guadalupe Madrigal, Susana López Peña, y En Punto.

LLH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.