Publicado en Destacado, NACIONAL.

Una mexicana de 20 años recibió el primer implante de oreja fabricado mediante la tecnología 3D y hecho a partir de sus propias células.

 

Un equipo médico estadounidense implantaron por primera vez una oreja humana creada a partir de células de la paciente gracias a una impresora 3D, un procedimiento que debe poder ayudar a las personas que sufren de una rara malformación al nacer.

Esta operación fue realizada en el marco de un ensayo clínico destinado a evaluar la seguridad y la eficacia de un implante para las personas afectadas por microtia, cuya oreja externa no se ha desarrollado correctamente.

 

AuriNovo, el nombre del implante, fue desarrollado por la empresa 3DBio Therapeutics, y la operación llevada a cabo por Arturo Bonilla, fundador de un instituto especializado en el tratamiento de esta malformación, en San Antonio, Texas.

 

“Como médico que ha tratado a miles de niños afectados por microtia a lo largo del país y el mundo, me entusiasma esta tecnología y lo que podría significar para los pacientes y sus familias”, declaró el cirujano, citado en un comunicado de la empresa.

 

El procedimiento es realizado con células del cartílago de su oreja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.