Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La policía de Texas reveló que una maestra, sin identificarla, manipuló la puerta exterior de la escuela primaria Robb, de Uvalde, Texas, momentos antes de que el tirador Salvador Ramos entrara al plantel para matar a 19 estudiantes y dos maestros, lo que provocó que los investigadores buscaran determinar por qué lo hizo.

Reveló que logró comprobar mediante grabaciones que una maestra habría dejado abierta la puerta para llevar comida de un automóvil a un salón de clases, poco antes de que Salvador Ramos, de 18 años, ingresara a la escuela primaria, el 24 de mayo pasado.

Determinó que la maestra abrió la puerta con una piedra y luego la quitó, cerrando la puerta cuando se dio cuenta de que había un tirador en el plantel, lo cual fue confirmado por Travis Considine, director de comunicaciones de la escuela.

Al respecto, el Departamento de Seguridad Pública de Texas destacó que la puerta fue diseñada para bloquearse cuando se cerrara y no se cerró.

 

 

Fuente:Univisión/foto:Twitter/doh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.