Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un reo fue declarado culpable del asesinato a bastonazos de dos de sus compañeros de celda, quienes estaban en prisión por el delito de pedofilia.

El responsable del doble homicidio, identificad como Jonathan Watson, de 43 años, fue condenado a cadena perpetua por  un homicidio en 2009 y durante mucho tiempo estuvo en una prisión de nivel 3, pero en 2020 fue trasladado a una con mayores libertades por su buena conducta.

Sin embargo, cuando llegó a la cárcel de Corcoran, en California, Estados Unidos, se le comunicó que estaría con David Bobb, quien tenía 48 años, y Graham De Luis-Conti, de 62, ambos agresores sexuales de niños, lo cual le desagradó bastante, por lo que pidió ser regresado a su antigua «casa», pues terminaría con la vida de sus compañeros de celda, pero las autoridades sólo se burlaron de él.

Watson habría atacado a uno de los dos sujetos cuando veía programas de televisión infantiles, tras lo que iba camino a entregarse, pero se topó con el otro y también le provocó lo mató a palazos.

«No podía dormir sin haber hecho lo que todos los instintos me decían que debía hacer en ese momento», expresó más tarde en una carta a un medio estadounidense.

Tras ser declarado legalmente culpable afirmó que volvería a matar a reos con crímenes similares si lo volvían a poner en la población general, por lo que fue nuevamente condenado a cadena perpetua sin posibilidades de obtener algún tipo de libertad.

 

Fuente:EHM/Foto:Pixabay/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.