Publicado en Destacado, NACIONAL.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que “no pasa nada”, luego de que civiles armados instalaran un retén en inmediaciones de comunidad de La Tuna, Badiraguato, cuna de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Afuera de la presa Picachos en Mazatlán, Sinaloa, el mandatario dijo esta mañana que afortunadamente no hubo ningún problema tras el incidente del que dijo se enteró hoy por la mañana.

“No pasa nada, no pasó nada”, dijo el primer mandatario al ser cuestionado sobre que el hecho.

Asimismo, agregó que “no hay ningún problema, no hubo ningún problema afortunadamente”.

El viernes una camioneta de la prensa que cubre las actividades de López Obrador fue detenida por una decena de hombres armados vestidos con uniformes tácticos y fuertemente armados.

 

Fuente: Milenio/Foto:Archivo/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.