Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Después del tiroteo ocurrido en una escuela primaria de la localidad de Uvalde, en Texas, más detalles sobre Salvador Ramos, el joven que perpetró el crimen, van saliendo a la luz y una de las últimas personas en hablar fue su madre, Adriana Reyes, quien ha dicho que su hijo no era una persona violenta.

La madre de Salvador Ramos, joven de 18 años que mató a 19 niños y dos maestros en la escuela primaria Robb, dijo estar sorprendida por los actos de su hijo y admitió que era una persona solitaria, sin muchos amigos, mas no violenta.

Mi hijo no era una persona violenta. Estoy sorprendida por lo que hizo”, aseguró la madre en entrevista con el medio Daily Mail.

En la misma entrevista, Reyes aseguró que no tenía una relación tóxica con su hijo como se ha publicado en diferentes sitios. “Tenía una buena relación con él. Era muy reservado, no tenía muchos amigos”, dijo. También señaló que la última vez que habló con Salvador fue el lunes pasado, en su cumpleaños.

Respecto a las afirmaciones de que es una persona drogadicta, Reyes se mantuvo al margen, dijo el medio inglés.

“Rezo por esas familias. Rezo por todos esos niños inocentes, sí. Ellos [los niños] no tenían nada que ver con esto”, aseveró Reyes.

Por su parte, Rolando Reyes, abuelo de Salvador, aseguró que en la familia no sabían de que el joven había comprado dos armas días atrás y también calificó al joven como un adolescente tranquilo, que pasaba la mayor pate del tiempo solo en su habitación e incluso reveló que en ocasiones lo llevaba a trabajar con él.

A veces lo llevaba al trabajo conmigo. No todo el tiempo, pero a veces. El año pasado no fue a la escuela. No se graduó. Uno intentaba decírselo, pero los niños hoy en día creen que todo lo saben”, dijo el abuelo al mismo sitio mencionado.

Rolando Reyes también aseguró que el adolescente no vivía con su madre porque tenía problemas con ella.

Antes de perpetrar el ataque en la escuela primaria Robb, Salvador atacó a su abuela y le disparó en el rostro, por lo que el pronóstico de los médicos aún es reservado.

Tras el ataque en la escuela, que por el momento ha registrado 19 niños y dos maestros fallecidos, los investigadores no mencionaron algún motivo que haya propiciado el ataque, además de que Salvador Ramos no tenía antecedentes penales o de salud mental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.