Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Según el gobierno de Reino Unido, el nuevo acuerdo comercial pretende mejorar el vigente, basado en el Acuerdo Global entre México y la Unión Europea

Los gobiernos de México y Reino Unido, a través de la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, y la ministra británica de Comercio Internacional, Anne-Marie Trevelyan, anunciaron en Londres el inicio de las negociaciones para un “nuevo y más moderno” Tratado de Libre Comercio (TLC) que se ajuste a la era pos-Brexit.

Tatiana Clouthier y Anne-Marie Trevelyan participaron en un acto con empresarios en la sede londinense de la empresa Diageo, uno de los principales exportadores británicos al país latinoamericano.

Según el gobierno de Londres, el nuevo acuerdo pretende mejorar el vigente hasta ahora, basado en el Acuerdo Global entre México y la Unión Europea (UE), y recoger con más precisión las necesidades de ambos territorios.

La primera ronda de negociaciones se celebrará en Ciudad de México el próximo 11 de julio.

Tras su salida de la UE en 2020, el Reino Unido ha iniciado negociaciones para acuerdos comerciales con India y Canadá, al tiempo que trata de ingresar en el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, en inglés), del que México ya es miembro

El nuevo acuerdo “México 2.0” aspira a expandir una relación comercial bilateral que es ya de unos 4,700 millones de euros, y Londres valora además el tamaño del mercado mexicano, con una población estimada de 150 millones de habitantes en 2035.

A través de este TLC, el Reino Unido buscará en concreto que la compra y venta de bienes y servicios en línea y los procesos de reconocimiento de estándares de productos “sean más fluidos”, ha señalado en un comunicado.

Además, intentará conservar las reducciones arancelarias ya existentes valoradas en 67 millones de euros anuales, lo que asegurará el comercio libre de aranceles para un 97% de los productos británicos.

También se buscarán fórmulas para facilitar el movimiento de los trabajadores entre los dos países y los procesos de licitación en concursos públicos en México, al tiempo que se eliminan “las barreras y la burocracia” para las pequeñas y medianas empresas, indica Londres.

Con información de EFE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.