Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

Shohei Ohtani contó con un sólido repertorio en la lomita, pero no fue suficiente para los Angelinos, que perdieron 6-5 ante los Rangers en 10 innings en el Globe Life Field el miércoles.

En su apertura anterior, el 11 de mayo ante los Rays, la recta de Ohtani alcanzó apenas 93.3 millas por hora en su último inning de labor, en una salida en la que terminó promediando 96 mph en general, ubicándose por debajo de su media de 97.2 en el año. Pero el miércoles ante los Rangers, su recta de cuatro costuras promedió un tope de su carrera de 98.6 mph, alcanzando incluso 100.8.

“No cambié mucho”, señaló Ohtani. “Pero tal vez sea mi brazo acostumbrándose a la sobrecarga”.

En general, Ohtani completó seis entradas y permitió seis hits y dos carreras contra los Rangers, con dos bases por bolas y siete ponches. El lanzador/bateador afirmó que sintió algunas fallas en su mecánica. Tres de los imparables que recibió fueron de Jonah Heim, quien parece tenerle la medida al vigente Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

“Cuando eso pasa, por supuesto que el lanzador sabe que el bateador lo sabe, así que hay más confianza de aquel lado”, dijo el manager de los Angelinos, Joe Maddon. “Shohei lo sabe y está compitiendo”.

El receptor de los Rangers tiene de 5-5 con un doble, un grand slam y siete empujadas en dos partidos ante Ohtani en el año.

“Definitivamente, es un buen bateador”, dijo Ohtani. “Siento que hice mis pitcheos bien, pero así resultó esta noche”.

 

 

Foto tomada de Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.