Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una adolescente que comenzó a inhalar aerosoles mientras luchaba contra la ansiedad fue encontrada muerta en el piso de su habitación después de un presunto ataque al corazón.

La subdirectora de la escuela, Anne Ryan, encontró muerta a su hija Brooke, de 16 años, en su casa en Nueva Gales del Sur, Australia.

Brooke, una atleta talentosa y estudiante brillante, estaba acostada boca abajo con una lata de desodorante y un paño de cocina debajo de ella. De acuerdo con reportes internacionales, la adolescente había estado inhalando aerosoles, lo que también se conoce como chroming.

Anne Ryan relató que no tenía idea de que su hija estaba abusando de los inhalantes y advirtió a los padres sobre lo que debían tener en cuenta.

Me despierto, pienso en ella, me acuesto y pienso en ella… Cada día es una pesadilla», expresó Herald.

Las señales de advertencia incluyen a alguien que de repente tiene muchos dolores de cabeza, usa más desodorante u otros aerosoles de lo habitual y manchas blancas en paños de cocina o toallas de mano.

Su madre dijo que Brooke luchó contra la ansiedad, especialmente durante la pandemia de COVID-19, como muchos adolescentes.

Aunque el informe del forense aún no se ha emitido, la madre de familia cree que su hija murió a causa del síndrome de muerte súbita por inhalación, un efecto secundario potencial del abuso de aerosoles.

Según información de Daily Mail, el cuerpo de Brooke también estaba cubierto de moretones, lo que sugiere que pudo haber tenido un ataque al corazón provocado por inhalar el inhalante.

 

Fuente:ElClarin/Foto:Pixabay/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.