Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Cementerios militares de Israel se llenaron hoy de personas que rindieron homenaje a las víctimas de sus varios conflictos en motivo del Día del Recuerdo a los Caídos.

Los cementerios militares de Israel se llenaron hoy de personas que rindieron homenaje a las víctimas de sus varios conflictos en motivo del Día del Recuerdo a los Caídos, un jornada triste que este año se conmemora tras la muerte de 15 israelíes en cinco ataques entre marzo y abril.

Mientras la gente y vehículos a pie de calle se paraban en señal de luto, a las 11:00 hora local (9:00 GMT) sonó una sirena de dos minutos para recordar a los fallecidos desde 1860, cuando se fundó el primer barrio judío fuera de la ciudad amurallada de Jerusalén.

Desde entonces, 24,068 personas son consideradas caídas en guerra, y otras 4,216 como víctimas del terrorismo. También se incluyen las muertes por causas naturales en actos de servicio. En total, durante este último año se han agregado 56 nombres a la lista.

Entre ellos, figuran los 15 israelíes muertos en cinco ataques en territorio israelí y Cisjordania ocupada entre marzo y abril, que coincidieron con un repunte de tensión en el marco del conflicto palestino-israelí.

Como es habitual según el calendario judío, el Día de los Caídos (“Yom Hazikaron”, en hebreo) arrancó ayer al oscurecer con una primera sirena de un minuto, y hoy por la mañana decenas de miles de ciudadanos visitan los 52 camposantos militares del país para mostrar sus respetos a familiares, amigos o allegados muertos.

Se suelen colocar flores, velas o banderas israelíes a sus tumbas, mientras parientes o viejos compañeros se sientan ante las sepulturas y cuentan la vida de los fallecidos a los visitantes.

Sus historias también se cuentan por la radio, canales de televisión o artículos de los principales medios locales, y a su vez, se realizan numerosos actos oficiales en homenaje a los muertos.

Esta mañana, en la ceremonia oficial en homenaje a los caídos, el primer ministro israelí, Naftali Benet, elogió el “muro de fuerza de hierro” que Israel ha construido ante sus enemigos.

“La era de la inmunidad ha terminado. No es solo el terrorista al final de la cadena quién pagará el precio, sino también quienes lo enviaron, aunque estén a 1.000 kilómetros de distancia hacia el este”, dijo Benet, en una referencia velada a Irán, principal enemigo de Israel, que ve a Teherán como una amenaza existencial.

El jefe de Gobierno también apeló ayer a dejar atrás la división que afecta desde hace años a los israelíes, igual que hizo hoy en su discurso oficial el ministro de Defensa, Beny Gantz, lo que se produce en un momento en que la coalición gubernamental está en la cuerda floja tras haber perdido la mayoría parlamentaria.

La sociedad israelí se basa en un elemento que todos tratábamos con carácter sagrado todo el año: mantener nuestra unidad y fortaleza nacional“, dijo Gantz, que aseguró que los primeros responsables de ello son los políticos.

“Debemos dejar de lado nuestras diferencias y simplemente abrazar y recordar a los caídos y su legado”, agregó.

Esta jornada de luto acabará al atardecer y dará paso al Día de la Independencia, que se celebra según el calendario judío y conmemora el momento en que David Ben Gurión leyó la declaración que marcó la fundación del Estado de Israel un 14 de mayo de 1948.

Este año, las conmemoraciones se hacen sin restricciones por el coronavirus, mientras Israel intenta dejar atrás la pandemia.

 

Con información de EFE.

LLH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.