Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Las vallas fueron erigidas alrededor de los edificios en los que al menos una persona dio positivo en la prueba de COVID-19.

Las autoridades de Shanghái levantaron vallas en el exterior de los edificios residenciales para combatir el COVID-19, provocando una nueva protesta pública por confinamiento que está obligando a gran parte de los 25 millones de habitantes de la ciudad a permanecer en sus casas.

El mayor distrito de Pekín, por su parte, exigirá a todos los que viven o trabajan en la zona que se sometan a tres pruebas de COVID la próxima semana, y confinó más de una decena de edificios, después de que la capital china informó de 22 nuevos casos el sábado. En el distrito de Chaoyang viven 3.45 millones de personas.

En Shanghái, las imágenes de trabajadores con trajes blancos para materiales peligrosos sellando las entradas de los bloques de viviendas y cerrando calles enteras con “jaulas” verdes -de unos dos metros de altura- se hicieron virales en las redes sociales, provocando preguntas y quejas de los residentes.

“Esto es una falta de respeto a los derechos de las personas que están dentro, utilizando barreras metálicas para encerrarlas como animales domésticos”

… dijo un usuario en la plataforma de redes sociales Weibo.

Un video mostraba a los residentes gritando desde los balcones a los trabajadores que intentaban colocar las vallas. Los trabajadores cedían y se las llevaban. Otros videos mostraban a la gente intentando derribar las vallas. “¿No es esto un peligro en caso de incendio?”, preguntó otro usuario de Weibo.

Muchas vallas fueron erigidas alrededor de los recintos designados como “áreas selladas”, es decir, edificios en los que al menos una persona dio positivo en la prueba de COVID-19, lo que significa que los residentes tienen prohibido salir.

No estaba claro qué llevó a las autoridades a recurrir a las vallas. Un aviso fechado el sábado de una autoridad local compartido en línea decía que se estaba imponiendo una “cuarentena dura” en algunas zonas.

Aunque la agencia Reuters no pudo verificar la autenticidad del aviso ni de todas las imágenes que se han difundido, sí observaron vallas verdes en una calle del centro de Shanghái el domingo.

En los últimos días, Reuters también ha visto a la policía con trajes para materiales peligrosos patrullando las calles de Shanghái, estableciendo bloqueos en las carreteras y pidiendo a los peatones que vuelvan a casa. El gobierno de Shanghái no respondió a una solicitud de comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.