Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Noah Thomas Galle de 17 años de edad se encontraba manejando el  BMW de sus padres  en una autopista local en Florida, Estados Unidos, cuando se impactó en la parte trasera de una Nissan,  lo que originó que sus seis ocupantes fallecieran.

El joven resultó herido, sin embargo, camino al hospital, Noah comentó a la policía que venía manejando a 190 km/h, pero luego de un estudio de peritaje intenso, se determinó que viajaba a más de 250 km/h y estaba bajo los efectos del alcohol.

Más tarde la policía inició con las investigaciones en las redes sociales del joven y encontraron que, tan solo unos meses antes, se había grabado en ese mismo lugar manejando a 294 km/h con el mismo auto.

Galle está en arresto domiciliario y debe de pagar 300 mil dólares a la familia de los ocupantes de la Nissan Rogue. La hija de la conductora de la camioneta está en una disputa legal para que sea condenado a prisión por homicidio.

 

Fuente: ElUniversal/eap/foto: archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.