Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

Una batalla campal se presentó en el fútbol de la Primera División Colombiana, durante el enfrentamiento entre Junior de Barranquilla y Unión Magdalena, mismo que tuvo que suspenderse por dichos incidentes. 

Se disputaba el minuto 75 en dicho enfrentamiento, que transcurría con el marcador empatado 1-1, cuando grupos de aficionados de ambos conjuntos iniciaron una batalla en las tribunas del Estadio Sierra Nevada.

Los golpes avanzaron desde las gradas hasta que el juego quedó suspendido, razón por la cual se abrieron las compuertas de la cancha, misma que posteriormente fue ocupada por los ‘ultras’ que también protagonizaron una pelea en el césped.

Reportes de la policía de Barranquilla señalaron que «Dos personas resultaron heridas durante estos eventos de intolerancia que se dieron y una de ellas falleció», conforme a lo mencionado por el coronel Jesús de los Reyes, comandante de la policía en dicha ciudad.

 

 

Foto vía twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.