Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un par de sicarios asesinaron a balazos a una bebé de siete meses por orden el padre de la menor, un policía quien se negaba a pagar pensión alimenticia a la madre de su hija.

Los reportes señala que la madre de la menor fue abordad por dos sujetos armados, quienes la golpearon en la cabeza para posteriormente disparar contra la bebé, quien fue trasladada a un hospital pero, ya nada pudieron hacer por salvar su vida.

Los hechos ocurrieron en Ibarra, Ecuador, ciudad ubicada a poco más de 100 kilómetros de la capital, Quito, donde la mujer de 24 años, aún con su bebé en brazos, declaró a los uniformados que “el papá de mi hija me mandó a matar” e informó que el hombre era un elemento policial.

La policía utilizó un helicóptero y drones para encontrar a los criminales, quienes se habían escondido en la vegetación cerca a la laguna de Yaguarcocha.

Los policías identificó a los asesinos por la ropa que llevaban, lo que permitió su captura.

Por otra parte, unidades policiales localizaron un taxi, donde se movilizaba el presunto autor intelectual del hecho, y en efecto, se trató de un miembro de la Policía Nacional, quien extraoficialmente se sabe intentaba evadir el pago de la pensión de alimentos para su hija.

La madre de la pequeña narró que el papá quería ver a la bebé, pero ella siempre sintió desconfianza de mostrársela, por lo que quedaron de verse en la esquina de la casa de la mujer con dos de sus cuñadas al pendiente por cualquier percance.

“Salimos a la esquina, mis dos cuñadas porque les dije estén pendientes para lo que pase. En ese momento pasó la moto. Por mi casa hay quienes reciclan motos, entonces no me pareció extraño que pasara. En eso pasa otra vez la moto y disparan y le dan a mi hija”, relató.

 

Fuente:ElHeraldo/Foto:Archivo/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.