Publicado en Destacado, Principal.

Ni una más, y se repitió en Veracruz; Vianey Edith Ramírez de Dios, una estadística más de los feminicidios en México, la joven vecina del Barrio Tercero de Oluta, Veracruz le fue arrebata la vida por su pareja Gregorio Basurto de 56 años de edad, de oficio vendedor de aguas, luego de discutir fuertemente en su domicilio sobre la calle Jose Maria Morelos esquina Carlos Grossman del barrio antes mencionado, Gregorio N la atacó con una arma blanca sin piedad, sin dolo a su joven pareja hasta arrebatarle la vida para posteriormente arrepentirse e intentarse quitar la vida.

El sujeto se ocasionó una herida sobre el cuello pero el daño ya estaba hecho, Vianey Edith quien tenía toda una vida por delante y muchas metas que cumplir, esta noche de viernes le fuera arrebatada la vida de forma violenta, de una manera que a nadie le gustaría morir, a manos de su pareja 40 años mayor que ella, quien de acuerdo con información obtenida por vecinos, las discusiones eran constantes por posibles celos, en ocasiones decía tener miedo de perderla y la perdió de la manera más cobarde y absurda, asesinándola.

Vianey quedó tendida a un costado de su cama, dentro de su domicilio,  donde alguna vez hubo risas, hubo alegrías, hubo muchas ilusiones pero la noche del viernes 22 de abril todo se esfumó, Vianey Edith fue asesinada con tan solo 16 años de edad.

Entre la población hay mucho coraje e indignación por la muerte de la joven hasta el lugar arribaron sus padres, quienes consternados por la noticia no daban crédito de lo sucedido, ellos fueron entrevistados por los agentes ministeriales quienes realizan las diligencias correspondientes, su mamá sumamente consternada, su papá un poco más reservado pero ambos con un profundo dolor de perder a su hija, una menor que creció alado de una familia oluteca trabajadora, una familia que hoy le llora a una víctima más de un feminicidio.

Del agresor, se sabe que su estado es delicado por la cantidad de sangre que habría perdido, sin embargo se mantiene bajo resguardo policiaco, mientras que vecinos piden justicia, justicia que se haga por la joven Vianey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.