Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

Son piezas y libros que se suman a los 5,865 bienes arqueológicos e históricos que se han repatriado a México en lo que va de esta administración, que inició en diciembre de 2018.

Una veintena de bienes precolombinos elaborados por las culturas mesoamericanas, así como de un par de volúmenes impresos de los siglos XVII y XVIII, estos últimos sustraídos durante la intervención estadounidense en México (1847-1848) fueron regresados al país desde Estados Unidos, informó este martes el Gobierno de México.

Las piezas y los libros se suman a los 5,865 bienes arqueológicos e históricos que se han repatriado a México en lo que va de esta administración, que inició en diciembre de 2018.

En un comunicado conjunto, las Secretarías de Relaciones Exteriores (SRE, Cancillería) y de Cultura de México se apuntó que el conjunto de piezas arqueológicas y libros históricos fue repatriados, vía valija diplomática, por la SRE, la cual gestionó su retorno a través de la Consultoría Jurídica de la Cancillería y del Consulado General de México en Nueva York.

“Las piezas prehispánicas provienen principalmente de las áreas culturales de la costa del Golfo y del Altiplano Central, y cubren un arco temporal de dos milenios, que va del periodo Preclásico al Posclásico Tardío, es decir, del año 600 a.C., a los siglos cercanos al contacto español”, señaló el especialista de la dirección de registro público del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México, Pablo Daniel López Sánchez.

La nota señaló que entre las piezas se observan dos pequeños morteros tallados en roca volcánica, procedentes del altiplano queretano, fragmentos de sellos y figurillas antropomorfas de la tradición tumbas de tiro del occidente mexicano.

Así como de los estilos totonaca -conocidas como “carita sonriente”- y teotihuacano, que datan del periodo Clásico mesoamericano (400-900 d.C.), señala el arqueólogo.

Además, indicó que del conjunto resalta una escultura realizada en roca, posiblemente diorita, cuyas dimensiones son 23.5 centímetros (cm) de alto, 14.5 cm de ancho y 7.5 cm de espesor.

“Representa a un personaje masculino desnudo, de pie, que porta tocado y comparte rasgos del estilo teotihuacano, desarrollado en el periodo Clásico mesoamericano”, se apuntó en el comunicado.

Cabe mencionar que, como parte de la restitución, se incluyen tres figurillas fragmentadas de la época virreinal temprana.

El reporte destacó la iniciativa de la Asociación Histórica del Condado de Monmouth (MCHA en inglés), en Nueva Jersey, organización que posee una colección donada en 1933 por un descendiente del militar James Wall Schureman (1822-1852), quien combatió en la invasión estadounidense a México, cuyo culmen fue la toma de la Ciudad de México, a mediados de septiembre de 1847.

Se apuntó que de dicha colección “proceden los dos volúmenes repatriados, a los que se suma un tercero que fue devuelto a México por la misma vía diplomática, a inicios de febrero pasado”.

El Gobierno mexicano recuperó miles piezas que considera patrimonio nacional durante los primeros tres años de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, quien ha priorizado esta acción desde que asumió en diciembre de 2018.

La SRE, la Fiscalía General de la República (FGR), la Secretaría de Cultura, las embajadas y el INAH han intensificado demandas ante gobiernos extranjeros para recuperar piezas arqueológicas y artísticas.

 

 

Con información de EFE.

LLH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.