Publicado en Destacado, ESTATAL.

Andrea “N” se encuentra recluida en el Cereso Duport Ostión de Coatzacoalcos, en Veracruz, acusada por ser cómplice del feminicidio de su mejor amiga ocurrido el 14 de agosto del 2019.

Andrea “N” es una joven veracruzana que fue detenida el 3 de diciembre de 2020, acusada por ser cómplice del feminicidio de su mejor amiga, Silvia Jazmín Armendariz Alpuche. La defensa de la víctima asegura que un peritaje de geolocalización la ubicó en el lugar del feminicidio, pero los abogados de la acusada aseguran que presentaron pruebas de que no estuvo en el lugar, pero fueron rechazadas por la jueza de control.

“Nuestro grito es para justicia para nuestra hija, que indebidamente está recluida por un crimen que no cometió”, dijeron sus padres.

Andrea “N” se encuentra recluida en el Cereso Duport Ostión de Coatzacoalcos, en Veracruz, acusada por ser cómplice del feminicidio de su mejor amiga, Silvia Jazmín, ocurrido el 14 de agosto del 2019.

“El delito que se le imputa a Andrea es el de feminicidio en el grado de coparticipación”, dijo Eduardo Ramos Carmona, defensa legal de Andrea “N”.

Silvia Jazmín desapareció el 14 de agosto del 2019. Su cuerpo fue encontrado al día siguiente en los límites de Minatitlán y Cosoleacaque, en la zona centro costera de Veracruz. Antes de ser asesinada, envió un audio a Andrea y le pidió que si algo le pasaba, se lo enviara a sus padres. Según Andrea, en el audio detallaba que Aldo la había amenazado de muerte.

“Cuando es el shock de lo que pasó, que le avisan a Andrea que aparece Silvia calcinada, lo primero que hizo fue tal como era la voluntad de su amiga, enviar el audio al papá”, dijo Lorena Jara Fonseca, madre de Andrea “N”.

Su familia asegura que su único delito, fue no declarar en contra de Aldo “N”, expareja sentimental de Silvia y presunto feminicida quien se encuentra en el mismo penal desde julio del 2020.

“La familia, en un momento dado, en su desesperación y mal aconsejados por algunas personas, se les ocurrió que sí Andrea acusaba al exnovio que es quien piensan que asesinó a la chica, querían que ella lo señalará, para que la orden de detención saliera más pronto. Andrea se negó porque dijo, a mí no me consta. Yo no sé si él lo hizo o no lo hizo”, detalló Lorena Jara Fonseca.

“¿Por qué en diversas ocasiones que se le entrega el audio, no lo entrega de manera inmediata?”, cuestionó Isabel Morales Aguirre, asesora jurídica de la familia de Silvia.

Hasta hoy, no hay fecha para la audiencia de juicio oral, en donde tras analizar las pruebas presentadas por la defensa legal de ambas, posiblemente se definirá la situación jurídica de Andrea “N” y Aldo “N”, quienes podrían alcanzar una sentencia de hasta 70 años de prisión por el delito de feminicidio.

“Hay dos personas imputadas. Yo no pido venganza, ni quiero nada, ni deseo nada. Simplemente pido justicia, justicia”, señaló Silvia Alpuche Dennis, mamá de Silvia.

“Han sido días, noches, días largos, de pensar, darle vueltas. ¿cómo voy a salvar a mi hija? ¿cómo la voy a liberar de esta situación?”, dijo Lorena Jara Fonseca, madre de Andrea “N”.

 

 

Con información de Paola Betancourt.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.