Publicado en Destacado, NACIONAL.

La activista Ceci Patricia Flores, quien fundó el grupo Madres Buscadoras de Sonora, identificó la dentadura de su hijo en restos óseos que desenterraron en una fosa clandestina localizada en la costa de Hermosillo, capital de esa entidad.

En entrevista con Excélsior, Ceci, quien tiene dos hijos reportados como desaparecidos, dijo que cuando vio el cráneo y la dentadura que desenterró del desierto, se le hicieron muy parecidos a los de su hijo Marco Antonio, quien tuviera 35 años de edad, pero fue ‘levantado’ el 4 de mayo del 2019.

Considera también que la osamenta encontrada puede ser la de su hijo porque recibió una llamada anónima que le informó su paradero, además que el sitio del entierro clandestino de esta muy cerca al lugar de donde fue privado de su libertad.

“Ayer que lo encontré por el llamado anónimo, si me derrumbé, me sentía muy mal y no sabía qué hacer, pero sería la tercera vez que alguien me dice que está mi hijo en un lugar y yo lo encuentro, pensando que es mi hijo y no lo es, entonces me tengo que tranquilizar, tengo que agilizar los trámites para que hagan la prueba de ADN para ver si hay compatibilidad conmigo, igual si no es mi hijo, será uno de los miles de hijos que adopte en la búsqueda de mis dos hijos”, dijo.

Ceci Patricia Flores conformó un grupo, junto con decenas de madres, abuelas, hijas, cónyuges y hermanas de víctimas de desaparición forzada, que tienen un listado de más de tres mil hombres y mujeres desaparecidas; a la fecha han rescatado más de 900 cuerpos en fosas clandestinas, de las cuales, la mitad han sido identificados y regresados a sus seres queridos.

La fundadora del grupo Madres Buscadoras de Sonora inició los rastreos en regiones controladas por el crimen organizado en octubre de 2015, cuando fue desaparecido por la fuerza en Los Mochis, Sinaloa, su hijo Alejandro Guadalupe, de 21 años; luego, el 4 de mayo de 2019, también desaparecieron a su hijo Marco Antonio en Bahía de Kino, en la costa de Hermosillo, cuyo cuerpo podría ser el que fue encontrado esta Semana Santa.

El Laboratorio de Inteligencia Científica Forense de la Fiscalía de Sonora realizará las pruebas de comparativa genética para determinar la identidad de la víctima.

 

Fuente:Excélsior/Foto:Twitter/JAC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.