Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Pocos saben que en las islas Marías existe un panteón que guarda historias, leyendas de internos, de reos que perdieron la vida aquí y que nunca supieron lo que era la libertad, historias como la del ‘Padre Trampitas’

Las Islas Marías, ubicadas en el Pacífico, sirvieron por más de 100 años como una prisión, pero ahora, se perfila para comenzar una nueva faceta como destino turístico. Fue la única cárcel sin rejas en México.

Durante 113 años, la isla madre, que forma parte del archipiélago de las Islas Marías, ubicada a 140 kilómetros del puerto de San Blas, Nayarit, recibió a miles de reos.

En sus inicios llegaron los criminales más peligrosos de México. José Ortiz Muñoz, alias, ‘El Sapo’ fue uno de ellos.

Pocos saben que en las Islas Marías existe un panteón que guarda historias, leyendas de internos, de reos que perdieron la vida aquí y que nunca supieron lo que era la libertad, historias como la del ‘Padre Trampitas’.

El 11 de mayo de 1990 murió el sacerdote jesuita. Sus restos se encuentran en una tumba, al lado de ‘El Sapo’ con quien mantuvo amistad. En este panteón hay un centenar de mujeres y hombres que no conocieron la libertad.

Por decreto, el 8 de marzo de 2019, la colonia Penal y la prisión de máxima seguridad, fueron cerrados.

Los internos, mujeres y hombres, fueron trasladados a otras cárceles.

El proyecto integral Islas Marías contempla la apertura de la isla madre al turismo de conservación. Las secretarías de Turismo, del Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, se comprometieron a diseñar programas y reglamentos que permitirán a los visitantes conocer y disfrutar el lugar asegurando la preservación de la flora y fauna.

El complejo penitenciario es rehabilitado, las casas de los presos son reconstruidas y amuebladas para ser utilizadas por los turistas que podrán realizar senderismo y paseo en bicicleta.

Hay un centro de educación ambiental, un museo de sitio, mercado de artesanías, indígenas huicholes serán beneficiados.

En tres meses se espera contar dos ferris que saldrán del puerto de San Blas, Nayarit. Un barco de la Armada de México fue readaptado para trasladar hasta 270 pasajeros. El sector naval de las Islas Marías ya cuenta con una estación de búsqueda y rescate, vigilancia marítima y, para la seguridad terrestre, una compañía de infantería..

La pista ubicada en la isla madre será ampliada para que aterricen aeronaves con capacidad para 40 pasajeros, también se rehabilitará el muelle para barcos de mayor calado.

El archipiélago de las Islas Marías fue declarado área natural protegida con el carácter de reserva de la biosfera.

Mantener el equilibrio ecológico e impulsar la restauración y conservación de la isla madre debe ser una prioridad.

Con información de Santos Mondragón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.