Publicado en Destacado, NACIONAL.

Como parte de las celebraciones del Jueves Santo, en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, el cardenal Carlos Aguiar lavó los pies de 10 jóvenes monaguillos integrantes de distintas parroquias de la capital

Como parte de las celebraciones del Jueves Santo, en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, el cardenal Carlos Aguiar lavó los pies de 10 jóvenes monaguillos integrantes de distintas parroquias de la capital, repitiendo el gesto de Jesús durante la Última Cena, cuando él lavó los pies a sus discípulos, como signo de amor y de servicio.

“Este es el sentido de repetir el lavatorio de los pies cada año, el Jueves Santo, para recordar este importante momento de la relación de Jesús con sus discípulos, que ahora, esos discípulos somos nosotros, para tener parte con Jesús, tenemos que formarnos en esta conciencia social tan importante, si queremos un país civilizado, en donde nos respetemos como somos, con lo que tenemos, con las habilidades y capacidades y ponerlas en favor de los demás, éste es el camino”, dijo el cardenal Carlos Aguiar, arzobispo primado de México, durante la ceremonia religiosa.

Invitó a los fieles a reflexionar sobre la manera en que cada uno puede servir a los demás y a su comunidad.

“Las instituciones, por ejemplo, ésta, de la eucaristía, es la convocatoria habitual a todos los bautizados para alimentar y renovar la fe en Jesucristo, es decir, fíjense, Jesucristo nos deja la eucaristía, esto que estamos haciendo hoy, no para que cada quien la celebre en particular, sino para que juntos la celebremos, ese es el sentido comunitario que tiene esta asamblea, solos convocados para venir a congregarnos y encontrarnos con Jesucristo”, agregó.

Afirmó que la característica fundamental del discípulo de Cristo, es ser servidor de los demás y ver por el bien de la comunidad.

 

 

Con información de Cinthya Marín

HAVJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.