Publicado en Destacado, NACIONAL.

En la comunidad de Coxcatlán San Pedro, en el municipio de Ayutla, Guerrero, vivía Angelina García, de 19 años, quien fue asesinada en su domicilio el pasado 1 de enero.

En Guerrero, en el municipio de Ayutla, donde prevalece el sistema de justicia comunitario, el pasado 26 de marzo integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, la CRAC, sentenciaron a 25 años de trabajos comunitarios a un feminicida.

En la asamblea en la que se definió la sentencia por primera vez se invito a un grupo de mujeres.

En la comunidad de Coxcatlán San Pedro, en el municipio de Ayutla, Guerrero, vivía Angelina García, de 19 años, quien fue asesinada en su domicilio el pasado 1 de enero.

María Félix Alejandrino, madre de Angelina fue la primera persona en ver malherida a la joven. Roberto, su novio, le dio esta versión inicial:

“Me respondió que fueron dos personas la que la atacaron y todavía me dijo, mira cómo me dejaron también a mí”, dijo María Félix Alejandrino, madre de víctima de feminicidio.

Policías comunitarios de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, la CRAC, realizaron las primeras indagatorias.

“Lo que primeramente encontramos fue un charco de sangre en este lugar, la puerta estaba abierta, el machete lo tenia tirado en la puerta. Se recoge el arma blanca y se pone a disposición de nosotros no había muestra de forcejeo adentro de la casa, únicamente la persona que estaba con ella era el novio”, señaló Celestino Peláez, coordinador de Casa de Justicia El Paraíso, en Ayutla, Guerrero.

Horas después del ataque Angelina murió en el hospital. El padre de la joven, quien la trasladó, afirma que ella alcanzó a delatar a su agresor.

“Ya al ultimo lo que me alcanza a decir, se señalaba la herida en la cara y decía fue Rober, lo dijo claro. yo lo escuche claramente”, dijo Pablo García, padre de víctima de feminicidio.

Roberto Lucas de 19 años quedó detenido. Durante tres meses se llevó a cabo un proceso de investigación para recabar pruebas. Finalmente el 26 de marzo pasado fue presentado ante asamblea para ser juzgado por feminicidio.

“Como mujeres tenemos derecho a alzar la voz, este muchacho que está aquí le arrebató la vida a una muchacha joven; yo por eso propongo que a esta persona se le someta a un proceso de reeducación de 30 años esa es mi voz como mujer. Los hombres sin piedad matan a las mujeres. nosotros lo que queremos es respeto a la vida humana, que ya no maten a las mujeres”, expusieron en el momento de la asamblea.

Desde el 26 de marzo pasado, el joven purga una sentencia de 25 años por la muerte de Angelina;  durante ese tiempo realizará trabajos en las comunidades que integran el sistema de justicia comunitaria en Ayutla.

“Los trabajos comunitarios consisten en hacer labores en las comunidades, pintan las iglesias, emparejar para construcción en beneficio de las comunidades, limpiar áreas publicas, canchas, comisarías”, detalló Celestino Peláez, coordinador de Casa de Justicia El Paraíso, en Ayutla.

“El haberlo juzgado con perspectiva de genero como feminicidio es un gran paso que la casa de justicia ha estado haciendo los hombres, los varones han entendido que la mujer tiene una participación activa y que la mujer no solo esta para tener hijos”, comentó Rogelio Téliz, del Centro de Derechos Humanos de Tlachinollan.

Pese a que Roberto fue juzgado y sentenciado; la madre de Angelina pide que el castigo sea más severo.

“Yo pedía que fuera de por vida el castigo. A pesar de que está en proceso de reeducación él está disfrutando la vida, el come, el respira aire, la persona que se va de este mundo solo Dios sabe que es de ella”, dijo María Félix Alejandrino, madre de víctima de feminicidio.

 

Con información de Raymundo Pérez Arellano y Fernando Guillén

LLH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.