Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

Expertos han advertido que la estricta estrategia china de «Covid cero», así como sus protocolos de pruebas más sensibles, podrían hacer que se excluyera a más atletas de los juegos.

Los estrictos requisitos de testeo de Covid-19 para los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín podrían suponer la prohibición de participar a más atletas de las regiones de alto riesgo por ómicron, pero el sistema establecido será lo más flexible posible, declaró a Reuters un asesor médico de los juegos.

Expertos han advertido que la estricta estrategia china de “Covid cero”, así como sus protocolos de pruebas más sensibles, podrían hacer que se excluyera a más atletas de los juegos programados para celebrarse entre el 4 y el 20 de febrero, especialmente de las regiones en las que se ha producido un aumento de casos por la variante ómicron, altamente infecciosa.

“Es posible que algunos no lo consigan, pero estamos tratando de establecer formas de demostrar con pruebas adicionales que, aunque hayan tenido ómicron, ya no son infecciosos y pueden entrar en China”, dijo Brian McCloskey, miembro del Grupo de Expertos Médicos del Comité Olímpico Internacional (COI) que asesora sobre las medidas sanitarias.

“Pero son los países que vieron el primer pico de casos los que estarán más comprometidos con esto (el sistema de pruebas)“, dijo a Reuters.

Los juegos se desarrollarán en un “circuito cerrado” que evitará que los atletas extranjeros se mezclen con la población local y China también ha restringido, como medida de precaución, la asignación de entradas para los espectadores.

Mientras algunos países intentan gestionar la transición de “pandemia” a “endemia”, China se ha centrado en acabar con las nuevas cadenas de transmisión tan pronto como surjan.

Esto implica una estricta política de cuarentena, confinamientos en toda la ciudad y programas de testeo masivo que se ponen en marcha tan pronto como se produce cualquier brote. Y la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno es una prueba importante, dijo McCloskey.

“Están asumiendo un riesgo en su estrategia de ‘Covid cero’ que no habrían tenido que asumir si no tuvieran los Juegos Olímpicos”, afirmó.

No obstante, el caso de la deportista suiza de snowboard Patrizia Kummer, que no está vacunada, demuestra que China está mostrando cierta flexibilidad, ya que a la atleta se le permitió permanecer en cuarentena durante tres semanas, añadió McCloskey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.