Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Tras la erupción del volcán submarino en Tonga, un derrame de petróleo de la Refinería La Pampilla provocado por oleajes se extendió en las playas de Lima, Perú. Ha ocasionado la contaminación marítima y la muerte de especies hidrobiológicas y aves en la reserva de Ancón y la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras.

La Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Lima Noroeste, en Perú, abrió una investigación por el presunto delito de contaminación ambiental contra los representantes legales y funcionarios de la Refinería La Pampilla S. A.administrada por el Grupo Repsol del Perú.

Tras la erupción del volcán submarino en Tonga, un derrame de petróleo provocado por oleajes el fin de semana se extendió a varias playas del norte de Lima, informaron este martes las autoridades.

El derrame, ocurrido durante las operaciones de descarga del Buque Tanque Mare Doricum, en las instalaciones del Terminal Multiboyas N° 2, de Refinería La Pampilla, afectó los distritos de Ventanilla (Callao), así como Santa Rosa y Ancón (Lima). Ha provocado la contaminación marítima y la muerte de especies hidrobiológicas y aves en la reserva de Ancón, informó el Ministerio Público (MP) en un comunicado.

El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) identificó dos áreas naturales protegidas afectadas: la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras, en aproximadamente 512 hectáreas, y la Zona Reservada de Ancón.

Asimismo, alertó la afectación de especies de fauna marina que habitan en ambas zonas producto, principalmente de especies de aves guaneras.

En un inicio, la refinería señaló que se derramaron 7 galones de petróleo, sin embargo, el MP indicó que la alta cantidad de petróleo en el mar, que se viene obteniendo por succión en mangas de polietileno, difiere con esta información preliminar.

Ante los hechos, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) dictó medidas a la empresa con el fin de prevenir mayores daños. Entre ellas se encuentra identificar y limpiar las zonas afectadas en un plazo no mayor a 10 días; contener y recuperar el hidrocarburo en no más de cinco días; y transportar y disponer de manera segura los residuos peligrosos y no peligrosos generados con la limpieza, en máximo ocho días.

El OEFA advirtió que en caso de que la empresa no cumpla con las medidas dictadas, se efectuarán las acciones administrativas, civiles y penales correspondientes.

A su vez, el Ministerio del Ambiente (Minam) detalló que el incumplimiento de las medidas acarrea la imposición de multas coercitivas de hasta 100 UIT (unidad impositiva tributaria, equivalente a 4,600 solares cada una).

Además, la Procuraduría Pública del Ministerio del Ambiente iniciará acciones civiles indemnizatorias contra los responsables del derrame de hidrocarburos en la zona costera de Ventanilla.

El ministro del Ambiente, Rubén Ramírez, sostuvo que las multas que podría recibir la refinería podrían llegar hasta 33 millones de dólares si hay responsabilidad por daño ambiental, ya que el daño al medio ambiente, ocurrido el fin de semana, es preocupante, expresó.

Ramírez afirmó en una conferencia de prensa que ha dado a la empresa un plazo de dos días para que identifique los puntos críticos del derrame e inmediatamente pueda recoger “el material oleoso” en la zona de la playa en un plazo de 10 días.

Asimismo, refirió que la masa negra se extiende ahora a unos 3 kilómetros.

El fin de semana, dos personas murieron ahogadas frente a una playa en el norte de Perú, luego de registrarse oleajes anómalos en varias zonas costeras del país tras la erupción del volcán submarino en Tonga en el Oceáno Pacífico.

La presidenta del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), Miriam Alegría, dijo a periodistas que según las muestras en el agua de mar y el suelo se ha podido calcular en unos 18 mil metros cuadrados de zona afectada.

“Es un tremendo desastre ecológico“, dijo por su parte el Alcalde de Ventanilla, Pedro Spadaro, que visitó la zona. “Necesitamos que se declare en emergencia, para que venga la fuerza armada y con su maquinaria limpie toda la playa”.

El Instituto Nacional de Defensa Civil manifestó que ya tienen bajo control el derrame y la Refinería La Pampilla dijo el martes en un comunicado que ha desplegado más de mil 500 metros de barreras de contención que cubren todas las zonas afectadas y el crudo está siendo recogido de acuerdo con los protocolos.

“Se ha dispuesto que más de 200 personas divididas en cuadrillas con equipo especializado efectúen labores de remediación en playas Cavero, Bahía Blanca y Santa Rosa”, manifestó la Refinería La Pampilla.

La empresa había informado el domingo que “la violencia del oleaje” del sábado en la zona por la erupción del volcán generó un “derrame limitado” de crudo mientras que un buque tanque estaba descargando el producto para la refinería.

Además de la suciedad en las costas, decenas de aves y leones marinos han fallecido ahogados por el crudo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.