Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

El número 95 en el nombre de los cubrebocas N95 y KN95 refiere a la eficacia de filtración del 95% de las mascarillas contra partículas de cierto tamaño.

El uso del cubrebocas es herramienta clave para evitar contagios por covid y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan el uso de las mascarilla KN95 y N95, que han tenido una gran demanda desde que comenzó la pandemia; aquí te decimos qué debes hacer para reutilizarlos.

Especialistas consideran que los cubrebocas son de un solo uso, pero ante la situación, dan algunas recomendaciones para volver a ponérselo y son las siguientes:

  • Ponerse un cubrebocas N95 y KN95 por no más de cinco usos 
  • Tener varios cubrebocas a la mano para que se puedan alternar   
  • Tratar de mantenerlo seco
  • No se recomienda lavarlos con agua y jabón o alcohol
  • Descansar el cubrebocas de 24 a 48 horas.
  • Las personas deben lavarse y desinfectarse las manos antes y después de retirarlo 
  • Se debe quitar de las orejeras o las bandas elásticas para evitar tocar la parte exterior, que podría estar contaminada

¿Dónde se deben de guardar los cubrebocas?

La clave es mantener los cubrebocas en algún lugar donde puedan ventilarse

¿Cuándo es el momento de tirar el cubrebocas?

  • Si está visiblemente sucio
  • Si tiene un corte o rasgadura
  • Si está húmedo
  • Si se estornudó muchas veces mientras se utilizaba  

Expertos sostienen que usar cubrebocas KN95 o N95 es la mejor protección contra ómicron, ya que estas mascarilla son muy efectivas para filtrar partículas virales.

El “95” en los nombres se refiere a la eficacia de filtración del 95% de las mascarillas contra partículas de cierto tamaño.

Al comienzo de la pandemia, se pidió no comprar cubrebocas quirúrgicos o N95, para garantizar que hubiera un suministro suficiente para los trabajadores de salud. Pero ahora hay suficientes para todos.

Por lo tanto, si la persona tiene los recursos para comprar una máscara N95, KN95 o KN94, definitivamente debe hacerlo, señaló la doctora Leana Wen, profesora de política y gestión de la salud en la Universidad George Washington. Si bien estos modelos son más caros y pueden ser más incómodos, la inversión vale la pena por la seguridad que brindan, explicó.

“Es un virus mucho más contagioso, por lo que hay un margen de error mucho menor con respecto a las actividades que antes podías hacer sin infectarte”, dijo Wen. “Tenemos que aumentar nuestra protección en todos los sentidos, porque ahora, por ómicron, todo es más riesgoso”.

Otra cosa importante a tener en cuenta es que hay muchas falsificaciones de cubrebocas N95 y KN95 que se venden en línea, por lo que los consumidores deben tener cuidado al pedirlas y asegurarse de obtenerlas solo de un proveedor legítimo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *