Publicado en Destacado, NACIONAL.

Los niños que se contagiaron de COVID-1a largo plazo han comenzado a presentar problemas cardiacos, afirmó el presidente de la Asociación Pediátrica del Puerto de Veracruz, Luis Alfredo Domínguez Sansores.

En entrevista, el especialista afirmó que después de los 30 o 60 días de superada la enfermedad, los menores han reflejado complicaciones incluso en quienes han sido asintomáticos.

La mayoría “tienen problemas de agitación o de palpitaciones y hemos encontrado, en un trabajo conjunto con cardiólogos pediatras, empezamos a encontrar una serie de alteraciones del ritmo cardiaco en niños que tuvieron COVID”.

También, los expertos han observado que como secuela hay inflamación posterior de forma generalizada, lo que a su vez les ocasiona a los niños cansancio o fatiga crónica.

“Hay una incidencia aumentada de afecciones a nivel cardiaco en estos niños, de hecho la Academia Americana de Pediatría está recomendando una valoración con electrocardiograma antes de integrar a los niños a sus actividades físicas, tengan o no tengan COVID, ya que pudo haber sido asintomático”.

Pequeños desde los seis meses de edad se han contagiado del virus Sars-Cov-2 y los principales síntomas son congestión, escurrimiento nasal, tos y fiebre leve, casos que se pueden agravar si no son atendidos a tiempo.

Hizo un llamado a los padres de familia para que sigan tomando las medidas sanitarias como el uso del cubrebocas, constante lavado de manos, evitar tocarse la cara con las manos sucias, no acudir a reuniones y mantener la sana distancia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *