Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

Luego de que fuera detectado “crup” o “tos de perro”, en menores de cinco años con COVID-19, médicos especialistas en enfermedades infecciosas pediátricas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee, alertan a padres de familia sobre este padecimiento.

Los especialistas informan en una entrevista para la cadena estadounidense NBC News, que la “tos de perro” ocurre porque posiblemente la variante ómicron del COVID-19 se concentra en las vías respiratorias superiores, más que en los pulmones, como ocurre con la variante delta.

Y alertan que las vías respiratorias de los niños pequeños son tan estrechas que se necesita mucha menos inflamación para obstruirlas y aunque no suele ser perjudicial, sí puede asustar a los padres de familia y preocuparlos porque sus hijos no pueden acceder a la vacuna contra el COVID-19.

Advierten que la “tos de perro” provoca un impresionante ruido característico que llega a alarmar a la gente y a desgastar al menor que la padece, acompañada de secreción nasal, estornudos, cansancio, dolor muscular y fiebre, lo cual piden verificar que no se extiendan más de tres días y acudir a un hospital.

Fuente:ElUniversal/foto:Twitter/doh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *