Publicado en Destacado, NACIONAL.

Este año, las tragedias e incidentes marcaron la vida de miles de personas en México.

Como cada año, En punto selecciona los momentos más relevantes de los temas más importantes de México y el mundo. Entre ellos, esas tragedias e incidentes que marcan la vida de miles de personas.

Entre enero y noviembre de este año han muerto en México de forma accidental 16 mil 188 personas. Esto es 1.3% más que lo registrado en el mismo periodo de 2019, es decir, en niveles previos a la pandemia.

El colapso de un tramo elevado y los últimos dos vagones del tren de la Línea 12, a 130 metros de llegar  a la estación Olivos, ocasionó una de las tragedias más dolorosas en la historia del Metro de la Ciudad de México: 26 personas murieron y cerca de un centenar resultaron heridas.

Al drama se sumó la confusión y el caos sobre la ubicación de los heridos y sobrevivientes, pero también se movilizaron vecinos y ciudadanos en muestras de solidaridad.

El derrumbe fue el punto de quiebre de un año difícil para el Metro, que en enero sufrió un desperfecto en la central eléctrica que provocó el cierre temporal de más de la mitad de la red que transporta a millones de personas diariamente. Con lo ocurrido en la Línea 12 dejaba a cientos de miles de habitantes del suroriente del Valle de México sin manera de llegar a casa y hasta excluidos de la zona central del país.

Diez exfuncionarios del gobierno de la Ciudad de México fueron acusados de homicidio culposo, lesiones culposas y daños en propiedad, por su responsabilidad en la construcción de la línea inaugurada en 2012.

La noche del 6 al 7 de septiembre, una súbita inundación  sorprendió a todas y todos en el Hospital General Número 5 del IMSS en Tula, Hidalgo, con un ala para pacientes COVID. En pocos minutos el agua superó el metro de altura. Y la planta de luz, ubicada en el sótano colapsó por la anegación. Quienes estaban dentro fueron rescatados hasta las seis de la mañana.

En el hospital 14 pacientes murieron. A partir de ahí hubo acusaciones cruzadas entre autoridades municipales, federales y del IMSS sobre el alertamiento temprano del el aumento de los torrentes de aguas negras de los emisores centro y oriente del Valle de México que desembocan en el  río Tula. Más de dos meses después la Conagua reconoció que la muerte de 14 personas “ocurrió a raíz de una concatenación de hechos inesperados, extraordinarios, inevitables e incontrolables para las instituciones y servidores públicos que atendieron los hechos”.

Las lluvias de la temporada propiciaron otras desgracias en asentamientos en zonas irregulares de la Sierra de Guadalupe, en el Estado de México; como la de Ana Karen García y su novio Dennis, arrastrados por la corriente en Tlalnepantla. Dos días después, el cuerpo de la joven fue hallado en la presa Endhó, en Hidalgo.

El desgajamiento de una parte del cerro del Chiquihuite sepultó cuatro viviendas de la zona y provocó la muerte de una joven madre y sus dos hijos de tres y 5 años de edad, cuya búsqueda de cuerpos duró casi una semana.

A pesar del riesgo latente, algunos vecinos se rehusaron a desalojar sus hogares.

La madrugada del domingo 31 de octubre, tres explosiones de una toma clandestina de un ducto sacudieron a los habitantes de San Pablo Xochimehuacán, Puebla. Cinco personas fallecieron y más de 200 viviendas resultaron dañadas. fueron las alertas tempranas entre vecinos las que evitaron una tragedia mayor.

Tres implicados en la explosión fueron detenidos. Según la Fiscalía de Puebla el día del incidente, estas personas manipularon una toma clandestina, dentro un inmueble cercano a la zona del estallido. también eran vecinos.

El 4 de junio, se registró la inundación de una mina de arrastre en el ejido Rancherías, en Múzquiz, Coahuila. Una zona de la que según activistas tenía irregularidades que ya se habían dado a conocer a la comisión federal de electricidad.

Siete trabajadores murieron, causando pena entre toda una comunidad y hasta entre fieles compañeros.

Este año, el exceso de velocidad provocó varias tragedias. La del 15 de agosto, cuando 6 motociclistas murieron y 15 resultaron lesionados en tres accidentes casi simultáneos en la autopista de México-Cuernavaca, que puso el foco, nuevamente, en la falta de regulación a motocicletas en esa autopista…

La muerte de 17 personas provocada por el choque de un trailer que se quedó sin frenos saliendo de la pendiente cercana a la caseta de san marcos de la la autopista México-Puebla, considerada una de las más peligrosas del Valle de México.

Y en tragedias insólitas, la más recordada este año fue la que se desarrolló en puebla en dos semanas, a finales de mayo; un enorme socavón se formó en la comunidad de Santa María Zacatepec. En ese lapso pasó de cinco a 126 metros de diámetro y 45 metros de profundidad. la casa al borde del socavón terminó por derrumbarse.

Pobladores reportaron también grietas y temblores.

Y por quedar atrapados varios días dentro del socavón, Spay y Spike, dos perritos de la comunidad, hicieron de su rescate todo un suceso y su fama quedó consignada para siempre en el pan artesanal del pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *