Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

En septiembre, Argentina realizó un pago similar al organismo y utilizó el mismo mecanismo de financiamiento.

Argentina realizará este miércoles un pago de 1.900 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) en momentos en que el país se apresura en renegociar un préstamo fallido otorgado en 2018, dijo a la agencia Reuters una fuente cercana al gobierno con conocimiento directo de la situación a última hora del martes.

El pago se realizará con fondos que Argentina recibió en agosto del programa de derechos especiales de giro (DEG) del FMI, destinado a ayudar a los miembros a combatir el impacto económico de la pandemia de coronavirus.

El mismo mecanismo de pago fue utilizado por el país sudamericano hace tres meses para afrontar el vencimiento de unos 1.900 millones de dólares con el organismo.

“Sí se hará el pago. Los pagos de diciembre y septiembre son gemelos. El marco institucional de ambos pagos es el mismo”, dijo la fuente.

Argentina está buscando un nuevo programa del FMI para renovar una deuda de unos 45.000 millones de dólares que no puede afrontar.

Mientras el país busca salir de una recesión que comenzó en 2018, año en que la administración anterior firmó un desafortunado préstamo con el FMI por 57.000 millones de dólares, la tercera economía de América Latina sigue golpeada por una inflación que supera el 50% anual.

Las partes buscan alcanzar una resolución para reestructurar la deuda desde hace más de un año, pero recientemente crecieron las esperanzas sobre un acuerdo y un acuerdo sobre un plan económico a mediano plazo, clave para restaurar la credibilidad de Argentina con los mercados. Nadie del Gobierno estaba disponible de inmediato para comentar el tema.

En el primer trimestre de 2022 el país austral deberá pagará alrededor de 4.000 millones de dólares al FMI y otros 2.000 millones de dólares al Club de París que vencen en marzo.

Las conversaciones con el FMI son políticamente delicadas ya que muchos votantes en el país culpan al fondo de un colapso económico ocurrido en 2002 que arrojó a la pobreza a millones de argentinos de clase media.

Después de haber sido derrotada en una reciente elección legislativa, la administración del presidente Alberto Fernández se enfrenta tensiones políticas, mientras los argentinos luchan con altas tasas de pobreza e inflación y bajos salarios.

 

 

(Reuters)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.