Publicado en Destacado, NACIONAL.

Miles de mujeres volvieron a tomar las calles de varias ciudades de México para exigir el cese de la violencia de género

Como cada año, el equipo de En Punto selecciona los momentos más relevantes de los temas más importantes de México y el mundo; pese a la pandemia, la violencia de género no cesó, incluso se expuso de otras maneras.

Este año, miles de mujeres volvieron a tomar las calles de varias ciudades de México para exigir el cese de la violencia de género.

En el Día Internacional de la Mujer, afuera de Palacio Nacional se registró uno de los choques mas intensos del año; parte de las mujeres que marcharon se enfrentó por más de 4 horas contra el ala femenil de la Policía Ciudad de México, las Ateneas; hubo 19 manifestantes heridas y 62 policías lesionadas. Ambas partes denunciaron que hubo un exceso de violencia durante la protesta.

Buena parte de la indignación se gestó tras darse a conocer que el entonces precandidato por morena al gobierno de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, tenía acusaciones en su contra por presuntas agresiones sexuales.

Colectivas feministas de Guerrero comenzaron a organizarse. Surgió el movimiento “Ningún agresor en el poder”, que exigió a autoridades que no permitieran postularse a candidatos con denuncias de violencia de género en las elecciones de junio.

En marzo pasado, las autoridades electorales retiraron la candidatura de Salgado Macedonio, no por violencia de género, sino por no comprobar gastos de campaña; sin embargo, la hija de Salgado Macedonio, Evelyn Salgado Pineda, sustituyó a su padre en la candidatura y a la postre fue electa gobernadora en Guerrero.

Ella de inmediato se enfrentó a un añejo problema en zonas serranas del estado: la venta de niñas y mujeres para matrimonios forzados.

El tema indignó al país después de que se difundiera la historia de Angélica, detenida y encarcelada en Cochoapa El grande, tras escapar de casa de los padres de su esposo pues denunció que su suegro quería abusar de ella, alegando que había pagado miles de pesos.

Pronto se dieron a conocer mas denuncias de venta de niñas y matrimonios forzados. Las reacciones vinieron de diversos sectores y en guerrero se creó un grupo de autoridades de todos los órdenes para discutir con los pobladores las consecuencias de esta práctica.

Otros casos de violencia sexual por parte de personas en el poder se registraron este año. En abril, el entonces diputado  federal Saúl Huerta fue acusado de violar a por lo menos  4 jóvenes menores de edad, todos hombres.  Los casos se conocieron después de que su asistente denunció un intento de abuso sexual en un hotel de la Ciudad de México.

En Guanajuato, la exreina de belleza de Irapuato, Regina Irastorza Tomé, denunció que el entonces legislador federal electo por el PAN, Jorge Alberto Romero Vázquez la habría violado; el legislador está libre porque el juez reclasificó el delito de violación a abuso sexual.

En el segundo año de pandemia, la violencia contra las mujeres golpeó a todos los sectores.

Los hospitales saturados a inicio de año obligaron a las embarazadas a buscar opciones para parir, como ocurrió en Tenejapa, Chiapas.

Las mujeres del sector salud también fueron víctimas de violencia de género; tal es el caso de Mariana, pasante de medicina cuyo cuerpo fue encontrado en un cuarto que rentaba frente a la clínica donde realizaba su internado en Ocosingo, Chiapas. Antes de ser asesinada denunció acoso por parte de uno de los compañeros de clínica.

En casa, las adultas mayores no se salvaron de la violencia, como Lorenza de 95 años edad, quien fue golpeada por uno de sus hijos en Tlalpan, Ciudad de Mexico.

O Catalina, de 80 años, trabajadora del hogar que denunció maltratos por más de 60 años en el sitio donde trabajaba y en el que prácticamente la incomunicaron durante la pandemia.

El machismo alcanzó, incluso, a las docentes que dieron clases virtuales durante el confinamiento.

Mujeres que llegaron en las caravanas migrantes,  también se convirtieron en víctimas; en octubre pasado los cuerpos de dos mujeres fueron hallados en Suchiate, Chiapas.

Las agresiones contra mujeres también ocurrieron de formas impensables. En junio dos jóvenes, María Fernanda “Polly” Olivares y Fernada Cuadra, fueron atropelladas intencionalmente por un hombre afuera de  una fiesta en Iztacalco. Polly murió días después por las graves lesiones.

Ante la presión social, el presunto responsable acudió a la Fiscalía capitalina a entregarse.

También hubo casos emblemáticos de procuración de justicia relacionados con los llamados youtubers. El de Ainara, quien denunció que en mayo del 2016,  cuando era menor de edad, fue abusada sexualmente por cuatro jóvenes en una fiesta.

Yoseline Hoffman, mejor conocida como YosStop, se burló de la joven en su canal de YouTube.

Por este hecho, catalogado como posesión de pornografía infantil, YosStop fue encarcelada por más de cinco meses; pero quedó libre tras alcanzar un acuerdo reparatorio. Dos de los cuatro agresores, siguen un proceso judicial en su contra, aunque uno de ellos en libertad.

El youtuber Ricardo ’N’, conocido como Rix,  también fue encarcelado por más de cuatro meses por haber cometido violación equiparada en grado de tentativa contra la youtuber Nath Campos.

Hubo mujeres que decidieron no esperar a la justicia institucional en Oaxaca, la llamada Patrulla Feminista se dedicó a ubicar de puerta en puerta deudores de pensión alimenticia.

El 25 de noviembre, día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, hubo muchas demandas, pero también se celebró que a inicios de septiembre la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional la penalización del aborto en todo México.

 

 

Con información de En Punto.

LLH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *