Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Según las autoridades filipinas, más de 450 mil familias se han visto afectadas por el paso del tifón.

La cifra de víctimas mortales a causa del paso del tifón ‘Rai’ por Filipinas superó la barrera de los 200, mientras que la cifra de damnificados se sitúa ya en los 1,8 millones, según el último balance ofrecido este lunes por las autoridades del país asiático.

La Policía filipina detalló que hasta la fecha se han confirmado 208 fallecidos, mientras que 239 personas han resultado heridas y 52 han sido dadas por desaparecidas, mientras que el Departamento de Bienestar Social y Desarrollo (DSWD) sitúa en 1.805.005 el total de afectados.

Así, el Centro de Respuestas a Desastres, Supervisión de Operaciones e Información del organismo señaló que más de 450 mil familias se han visto afectadas por el paso del tifón, que golpeó el centro de Filipinas, según el diario The Philippines Star.

Las familias residen en las regiones de Bicol, Bisayas Centrales, Bisayas Occidentales, Bisayas Orientales, Caraga, Davao, Mimaropa y la península de Zamboanga, con cerca de 500 mil desplazados en 2 mil 481 centros de evacuación y más de 193 mil personas acogidas temporalmente por familiares o amigos.

El DSWD subrayó además que en las zonas afectadas se están registrando problemas de suministro eléctrico y de acceso a Internet, por lo que reconoció “un desafío a la hora de recopilar datos sobre la población afectada” y otros asuntos relacionados.

Por su parte, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, prometió “un convoy de arroz y agua” para los sobrevivientes, mientras intenta conseguir que el Gobierno libere unos fondos que espera que ascienda a los 4 mil millones de pesos filipinos

El mandatario resaltó que 2 mil millones de pesos irán destinados a las autoridades locales de las zonas afectadas por el paso de ‘Rai’, mientras que los otros 2 mil millones de pesos estarán destinados a ayudar a los sobrevivientes.

Duterte reconoció que el Gobierno tiene “enormes deudas” a causa de los costes de la respuesta a la pandemia de coronavirus y adelantó que habrá que esperar a los Presupuestos de 2022 “para tener dinero para gastar”, tal y como ha recogido la cadena de televisión filipina ABS-CBN.

El tifón azotó Filipinas desde el jueves y hasta el sábado con vientos de 195 kilómetros por hora. Ahora la Policía se ha desplegado para garantizar la seguridad en especial en supermercados, donde se están formando largas colas para adquirir suministros.

 

(Europa Press)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *