Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Según Ravina Shamdasani, portavoz de la Oficina de Derechos Humanos, preocupa el riesgo que supone para la capacidad humanitaria de México, que ya está al límite.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) manifestó el viernes su preocupación por el restablecimiento de la política puesta en marcha por el expresidente Donald Trump y que obliga a decenas de miles de migrantes a esperar en México la resolución de sus casos de asilo en Estados Unidos.

Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos rechazó el lunes un nuevo intento del gobierno de Joe Biden de poner fin a esta política, mejor conocida como Quédate en México y denominada oficialmente Protocolos de Protección a Migrantes (MPP).

El demócrata Biden desechó la política de su predecesor republicano poco después de asumir el cargo en enero. Pero después de que Texas y Missouri demandaran la rescisión, un juez federal dictaminó que debía restablecerse.

“Estamos preocupados por la reintroducción del Protocolo de Protección a Migrantes y el riesgo que supone para la capacidad humanitaria de México, que ya está al límite, de recibir a los migrantes”, declaró en Ginebra Ravina Shamdasani, portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.

“Nos preocupa que cualquier tipo de procedimientos de seguridad reforzados para hacer frente a la migración sólo conduzca a los migrantes más hacia rutas inseguras y tememos que veamos más recurso a las rutas peligrosas y a las redes de contrabando“.

Bajo la política de 2019, los migrantes que solicitan asilo deben esperar semanas y a veces años en México para obtener una fecha de juicio en Estados Unidos, en lugar de que se les permita esperar sus audiencias en Estados Unidos.

Biden denunció la política en la campaña y los defensores de la inmigración han dicho que los migrantes atrapados en las peligrosas ciudades fronterizas han enfrentado secuestros y otros peligros.

El número de migrantes capturados al cruzar la frontera entre Estados Unidos y México se ha disparado hasta alcanzar cifras récord este año, lo que ha provocado las críticas de los republicanos.

Sin embargo, muchos migrantes arrestados en la frontera son rápidamente expulsados, sin que se les dé al menos la oportunidad de pedir asilo bajo otra política de Trump puesta en marcha al inicio de la pandemia del Covid-19, que Biden ha mantenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.