Publicado en ACAYUCAN, Destacado, Especial.

Félix Martínez // Acayucan.- Minutos antes del medio día, centenares de feligreses acudieron a la misa en honor a la Virgen de Guadalupe, ahí los pequeños fueron caracterizados como inditos y marías, esto para refrendar su amor y devoción por la Reina de México.

Entre cantos y alabanzas a la Virgen de Guadalupe, se pidió por la paz en el mundo, la salud de la humanidad y se hizo un llamado a cuidar el amor en las familias.

Algunos feligreses se presentaron con cuadros que llevaron a bendecir, otros con imágenes de bultos de diversos tamaños.

Cabe mencionar que para ingresar a la iglesia católica fue necesario el uso obligatorio del cubre bocas, así como la colocación del gel antibacterial en la puerta principal y sus laterales, como medida preventiva ante la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.