Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

«Las entradas para este evento se agotaron más rápido que para cualquier otro que hayamos hecho», dijo Shayne Forrest, director general de Hobbiton.

La Tierra Media volvió a cobrar vida esta semana, cuando Nueva Zelanda celebró los 20 años del estreno de la trilogía de El Señor de los Anillos con proyecciones especiales, una exposición de trajes y muestras de arte.

Este viernes se cumple el vigésimo aniversario del estreno del primer largometraje de las trilogías de J.R.R. Tolkien, El Señor de los Anillos y El Hobbit, en el Odeon Leicester Square de Londres, lo que dio fama instantánea a las onduladas colinas, praderas y bosques de Nueva Zelanda, que fueron el telón de fondo de la mítica Tierra Media.

Se programaron funciones en cines de Auckland y Wellington, incluida una proyección al aire libre el viernes en Hobbiton, una granja de ovejas y carne de vacuno a unos 160 kilómetros de Auckland, famosa por ser “el hogar de los hobbits”.

La Tierra Media volvió a cobrar vida esta semana, cuando Nueva Zelanda celebró los 20 años del estreno de la trilogía de El Señor de los Anillos con proyecciones especiales, una exposición de trajes y muestras de arte.

Este viernes se cumple el vigésimo aniversario del estreno del primer largometraje de las trilogías de J.R.R. Tolkien, El Señor de los Anillos y El Hobbit, en el Odeon Leicester Square de Londres, lo que dio fama instantánea a las onduladas colinas, praderas y bosques de Nueva Zelanda, que fueron el telón de fondo de la mítica Tierra Media.

Se programaron funciones en cines de Auckland y Wellington, incluida una proyección al aire libre el viernes en Hobbiton, una granja de ovejas y carne de vacuno a unos 160 kilómetros de Auckland, famosa por ser “el hogar de los hobbits”.

“Las entradas para este evento se agotaron más rápido que para cualquier otro que hayamos hecho”, dijo Shayne Forrest, director general de Hobbiton.

Los seguidores que asistirán a la proyección han estado preparando sus disfraces durante casi 12 meses, dijo Forrest.

Añadió que espera ver a muchos disfrazados de Hobbits, el Señor Oscuro Sauron, Orcos o Gollum.

“Tenemos un Sauron que viene con un traje de armadura completo y un tocado completo y no va a caber en nuestro autobús“, dijo Forrest.

La industria turística de Nueva Zelanda se ha visto perjudicada en los últimos 20 meses por el cierre de fronteras y las restricciones por la pandemia.

Hobbiton recibía 650 mil turistas al año antes de la pandemia, pero en los últimos 12 meses sólo recibió 90 mil visitantes y ha reducido su plantilla de 320 a 50 personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.