Publicado en Destacado, ESTATAL.

Ya lo bloquean múltiples veces al año, mejor regular eso, dicen unos; otros consideran sería golpe a la economía

 

Al tomar como ejemplo lo ocurrido en la calle 5 de Mayo de la Ciudad de México, donde el cierre a vehículos provocó una mejoría en ventas, solo algunos comerciantes del centro histórico de Xalapa consideran que sí es una buena opción volver peatonal esta área, sin embargo, la mayoría cree que se verían afectados.

Las opiniones polarizadas se extienden a los transeúntes, pues hay los que consideran que podrían caminar con mayor tranquilidad y disfrutar su recorrido por esta zona, pero otros aseguran que el transporte público los dejaría muy lejos.

De los comerciantes consultados sobresalen quienes venden diversos productos en el parque Juárez, pues coinciden en que al no permitir el acceso de autos sus ventas se vendrían abajo.

Venimos del cierre total y apenas nos estamos levantando; volver el centro nada más para peatones nos daría el golpe final”, dice Dulce, quien tiene un pequeño negocio que estuvo cerrado por más de un año.

Igual que ella están otros de sus compañeros. Mencionan que tienen deudas y las ventas no han repuntado como quisieran.

Aunque no dan su nombre, aseguran algunos vendedores tener hasta 30 años en ese lugar: “A mí no me dan a decir… cada que hay cierre del centro o manifestaciones, nosotros no tenemos nada porque a la gente le da flojera llegar al centro”.

«Cada que hay protestas, nosotros sufrimos. Todos se desvían y los que llegan a pasar están enojados. No compran», asegura Roberto Martínez, vendedor de libros.

Con experiencias previas, coinciden en su rechazo a una posible propuesta en este sentido, y solo dos de 20 personas que dieron su opinión, piensan que tal vez funcionaría el cierre a vehículos uno o dos días a la semana, pero no de manera permanente.

“Pienso que eso no ayudaría en nada. La gente evitaría el centro porque no tendría dónde estacionarse o dejar sus coches, y los que viajan en autobús, buscarían lugares más cercanos a sus casas, que no los dejen tan lejos”, dice doña Gloria Ramírez.

En ese mismo sentido se pronuncia Gloria Valladares Herrera, quien señala que mucha gente llega al centro a hacer compras y necesitan utilizar sus vehículos, el taxi o el transporte público.

Definitivamente, si tienen que caminar mucho con lo que compran, van a buscar otras opciones

En lo que sí están de acuerdo es en la incorporación de actividades que satisfagan a todos los públicos, pues dicen que cada que hay un grupo, una presentación o cualquier evento, sus ganancias sí mejoran.

En ese sentido, “Comercios Unidos” implementó un programa piloto el pasado 28 de noviembre, cuando con el objetivo de beneficiar a la sociedad con arte y cultura, al mismo tiempo que fomentaba el consumo local, realizó un primer maratón cultural.

Silvia Martínez, a cargo de un negocio familiar, comparte que en Juárez esquina con el callejón del Diamante se presentaron el cantante Paco Riveros, el Ballet Folklórico Veracruzano Theozélotl y Christian Goeritz Álvarez se encargó de una lectura.

La idea es hacer estas actividades por lo menos una vez al mes, dependiendo de la respuesta de la población.

Paseantes de esta zona, que utilizan vehículos particulares y estacionamientos ubicados en el primer cuadro, consideran que debería aumentar la seguridad pues les provocaría desconfianza dejar sus coches muy lejos. Además, podrían sufrir abusos, pues ya de por sí están expuestos al «arrastre de los grueros» y estos podrían aumentar.

«Xalapa ya es un caos en vialidad, si se le suma una mala planeación, no quiero ni pensarlo», expresa Fernando Cruz Gutiérrez, quien paga servicio de pensión en Ávila Camacho.

Volver peatonales algunas calles del centro histórico, igual que en años anteriores, sigue generando reacciones diversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.